Hacienda

Elecciones en Estados Unidos 2020


Conozca todos los detalles de la contienda electoral entre Donald Trump y Joe Biden

Los planes económicos y las promesas en materia de reactivación tienen como foco la generación de empleo y la protección al sector empresarial

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Si en algo llegaron a converger los candidatos a la presidencia de Estados Unidos fue en la promesa de generar más empleo, sin embargo, los proyectos para ejecutar esta propuesta serían un poco diferentes.

En la mayoría de factores Donald Trump mostró su intención de extender la reforma la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (Tcja), reforma tributaria de 2017, hasta 2025, no obstante, en materia de empleo habría sido más preciso al asegurar la creación de 10 millones de puestos de trabajo en 2021.

Según comenta Ildikó Szegedy-Maszák, profesora de Derecho Económico Internacional de la Universidad Javeriana, uno de los problemas de las propuestas de Trump es que no tiene ningún programa específico para cumplirlas. Es el caso de los puestos de trabajo, que no precisó cómo lo logrará.

Joe Biden también habló sobre la creación de empleo en su momento, y prometió los mismos 10 millones de puestos. El demócrata, por su parte, explicó que los generaría a partir del fortalecimiento de la energía limpia y la inversión de más de US$400.000 millones en 10 años, para la investigación e innovación energética y climática.

Las propuestas para la reactivación económica pospandemia de cada candidato fueron enfocadas por una línea muy similar a la del empleo: Trump se centró en continuar con las políticas que ha implementado estos últimos años con impuestos más bajos y un apoyo a la industria petrolera.

Biden, por su parte, le apostó a propuestas más sostenibles y planteó un incremento en los impuestos para los más ricos, con una tasa de hasta 39,6% para quienes tienen ingresos mayores a los US$400.000.

“Para el crecimiento económico Trump opta por una intervención estatal mínima. No implementa reforma en sistema de salud, apuesta a una vacuna y que la economía se recupere a través del consumo y creación de empleo. Biden, indudablemente, sube sustancialmente impuestos y cuestiona la recuperación de la economía por su estructura inminentemente liberal”, dice Szegedy-Maszák.

LOS CONTRASTES

  • José Ignacio MartínezCoordinador Lacen Universidad Autónoma de México

    “Estados Unidos se prepara para crecer vía incentivos, proteccionismo y también al imponer medidas a sus principales rivales en el comercio internacional

  • Andrés PérezDoctor en Ciencia Política

    “La elección en EE.UU. está polarizada desde hace cuatro años. Esto nos dice que no hay un solo tema que vaya a decidir esta elección, es la suma de ese descontento o apoyo que se ha generado”.

  • Sergio Olarte Economista Principal Scotiabank Colpatria

    “A Trump ya lo conocemos. Si el Congreso no está a su favor, le va a quedar más difícil pasar leyes y va a ser un plan fiscal menos agresivo lo que genera menos gasto y una recuperación mucho más gradual”.

En este punto, el comercio también tomó un papel importante en las propuestas de los candidatos. Según explica José Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la Universidad Autónoma de México (Unam), tanto Trump como Biden buscarían impulsar el mercado interno.

“Se hace énfasis en que Biden es distinto a Trump pero el demócrata también está apostando a medidas para impulsar la economía estadounidense. Lo que vamos a ver a partir del 20 de enero cuando el ganador tome posesión es que el mundo estará expuesto a una campaña proteccionista de EE.UU. ya que el país precisa impulsar su economía”, explicó Martínez.

Para el experto, el panorama será una nueva política económica en torno a los incentivos fiscales, el impulso al empleo y un crecimiento en el que se fomente el mercado interno.

Si bien, ninguno de los candidatos expresó específicamente sus propuestas frente a las relaciones comerciales con China, los analistas esperan que de ser reelegido Trump, las tensiones sigan vigentes, sin descartar que busque un acuerdo que beneficie a ambas partes. Por el lado de Biden, se prevé un cambio de postura más pacifista y hasta conciliadora.

“Eso no quiere decir que la relación entre los dos países vaya a cambiar de manera radical porque EE.UU. tiene una posición en relación con China, son dos potencias y el liderazgo mundial también está en juego. El presidente de EE.UU. seguirá siendo el presidente y velará por los intereses del país, no podemos esperar que un presidente por más conciliador que sea se doblegue a China, pero si puede ser una relación menos tensa”, precisó Juan Nicolás Garzón, docente de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana.

Paquete de estímulos covid no estaría listo antes de elecciones
Uno de los puntos que ha preocupado a los estadounidenses en los últimos meses es el impacto de la pandemia y la disposición del actual presidente Donald Trump para concretar un nuevo paquete de estímulos.

Por ahora se ha hablado de varias negociaciones sin llegar a un acuerdo. Sin embargo, según recoge Reuters, Trump habría confirmado que existiría un nuevo paquete una vez pasen las elecciones presidenciales.

“Tras la elección tendremos el mejor paquete de estímulos que hayan visto”, habría señalado el Mandatario días antes a su viaje de campaña. El nuevo paquete que beneficiaría a varios ciudadanos afectados por la crisis podría sumar unos US$2 billones.