Debido al Covid-19, uno de los sectores que más se ha debilitado es el de los hoteles y proveedores

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Durante marzo, unas 15.000 personas, entre clientes y colegas de Cbre se unieron para hablar sobre el impacto del Covid-19 en los bienes raíces comerciales. Los especialistas de la compañía, junto con un analista de mercado de valores de Citibank, examinaron los efectos en la macroeconomía, las clases específicas de activos inmobiliarios, los mercados de capitales, los valores que cotizan en bolsa y los problemas operativos clave. Además, a través de una encuesta, la consultora determinó que más de 50% ha visto a los vendedores retrasando la comercialización de sus activos.

Según Cbre, uno de los análisis tiene que ver con que se espera“una recesión en la economía global, con una fuerte desaceleración en el segundo trimestre en Estados Unidos de -6% y el inicio de un repunte en el tercer trimestre”.

Así mismo, respecto a la actividad de inversión de bienes raíces, Reit (Real Estate Investment Trust), se ha evidenciado que desde el pico del mercado a mediados de febrero, el amplio mercado ha bajado alrededor de 28%. En 10 años las Reit han bajado alrededor de 32%, en comparación con otros sectores.

La compañía también destaca que durante la cuarentena, los propietarios de alojamientos cayeron casi 60% y los gerentes de alojamiento se redujeron 40%. “Los centros comerciales grandes han bajado 50% y los pequeños otro 45%, y al igual que el alojamiento, se encontraban en un mal momento al enfrentar esto con quiebras y cierres generalizados, que probablemente solo se aceleren de ahora en adelante”, aseguró Andrés Cardona, director de Cbre Colombia.

LOS CONTRASTES

  • Felipe DeFranciscoDirector de Project Management Cbre

    “El desarrollo de apps propias y herramientas tecnológicas dentro del sector de bienes raíces ha sido clave durante el teletrabajo. La era de la digitalización ha llegado”.

  • Gustavo ToroPresidente Ejecutivo de Cotelco

    “El último mes tiene a la hotelería sin flujo de caja que permita su sostenibilidad. Es imperativo que haya alivios económicos efectivos”.

Adicional a esto, Cbre realizó una encuesta a sus profesionales en mercados capitales para así entender lo cambios que están teniendo sus clientes.

Uno de los principales hallazgos tiene que ver con que más de 50% ha visto a los vendedores retrasando la comercialización de sus activos y, a su vez, 50% de los compradores intentan “redimensionar” las ofertas que están bajo contrato, pidiendo un precio con reducción.

Dos tercios de los compradores han solicitado una reducción del precio entre 5% y 10%. “Estudiamos eventos en 2013 y 2017 que fueron picos en tasas de interés, y mientras en momentos de angustia hay un gran aumento en los “pedidos” de revaloración, la realidad es que en ambas instancias, menos de 10% de las transacciones revaloradas y promedio fueron menor que 3%”, dijo Cardona.

Respecto a los hoteles, Cbre asegura que la perspectiva revisada durante la primera semana de marzo, estimó que el RevPAR (ingresos por habitación disponible) de todo el año disminuyó a -37% para 2020 y que el impacto más profundo se producirá en el segundo trimestre, donde la disminución del RevPAR podría alcanzar más de 60%.

En lo que tiene que ver con el segmento residencial, la compañía asegura que hay preocupación por parte de los inversionistas y compradores de vivienda, lo cual podría detonar desistimiento en compras. También los constructores podrán enfrentar problemas de liquidez y requieren del gobierno para alivios de flujo de caja a través de créditos.

Finalmente, Cbre cree que el comercio electrónico será el gran ganador de esta pandemia, pues un sector fortalecido.