El presidente del FGA dijo que en Antioquia se otorgaron garantías a 40.000 empresas, de las que 90% son Pyme

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La reactivación económica no solo se trata de otorgar permisos para operar, pues en un momento de crisis empresarial y económica, de lo que más necesidad el tejido empresarial es de liquidez para reiniciar sus actividades.

En este sentido, entidades como el Fondo de Garantías (FGA), complementan los créditos con respaldos que les permiten a los empresarios acceder a préstamos de la banca. David Bocanument, presidente del FGA, aseguró en Inside LR que está por salir una nueva línea para los sectores afectados.

¿Cuál es el principal objetivo del FGA?
Nosotros somos independientes al FNG pero el Fondo y el Gobierno Nacional son accionistas nuestros. Además, representamos al Fondo Nacional de Garantías en los departamentos de Antioquia y Chocó, facilitando el acceso al crédito. Tenemos también, una línea de garantía de crédito de consumo, y ahí atendemos todo el territorio nacional.

¿Cómo percibe el daño en la economía de las empresas y en las familias en esas regiones?
En cuanto al crédito de consumo, al comenzar el año, veníamos con un crecimiento acelerado, llega la pandemia y hay un impacto grande en el crédito de consumo por la oferta y la demanda. En la oferta, porque las entidades financieras con esta situación empezaron a ajustar su scoring de crédito, lo que lo hace más difícil acceder a los préstamos. En la demanda, las personas, por la coyuntura, no toman crédito o aplazan las compras.

¿Cuántas empresas y personas se han beneficiado?
En Antioquia garantizamos a más de 40.000 empresas por desembolsos de crédito por un poco más de $3 billones, este año. En consumo vamos a garantizar $3,7 billones en créditos a los colombianos, en lo que se ven beneficiadas más de un millón de personas.

De esas 40.000 empresas, ¿cómo se dividen por tamaños?
90% va a la pequeña y mediana empresa, y 10% a la micro y los principales sectores de la economía que atendemos es el comercio, la industria y los servicios. Incluso se va a lanzar una garantía especial en Antioquia que se llama ‘Unidos por Medellín’ para un sector bastante afectado como bares y restaurantes.

¿Por cuánto será esa nueva línea que se va a lanzar?
Esta nueva línea estará por $60.000 millones y será específicamente para el sector de restaurantes y bares del departamento, que a raíz de la pandemia sufrieron con mayor impacto esta situación económica. A través de los bancos vamos a garantizar créditos en plazos que podrán ir hasta cinco años, y con periodos de gracia entre seis y un año. La tasa de interés la pondrá el banco y nosotros pondremos una garantía que cubrirá hasta 90%, ya con eso esperamos que los bancos nos acompañen otorgando los créditos con tasas competitivas para así ayudar a los empresarios. Por otro lado, en crédito de consumo hemos trabajo mucho en una garantía digital.

¿Le preocupa que pueda haber una crisis financiera en el corto plazo por la coyuntura?
Yo veo una banca bien preparada, con suficiente solvencia para esta crisis. Igualmente, los fondos de garantías estamos preparados para esta situación. Soy optimista, yo creo en la recuperación y reactivación económica. No hay miedo, hay trabajo por hacer para sacar adelante este país.

Por sectores, ¿cuáles son los que más solicitan garantías?
En Antioquia, por sectores, está el comercio, luego servicios, después industria y por último transporte. Es razonable, porque son los sectores que más compañías tienen asociadas, pero atendemos a todos los sectores de la economía y hay garantías para todos.

LOS CONTRASTES

  • Julián ArévaloDecano de economía de la U. Externado

    “Ya no se trata únicamente de dar apoyos puntuales a empresas y familias, sino de crear condiciones para generar dinámica económica que haga que la recuperación no sea tan lenta”.

¿Cómo se dividen las garantías de las 40.000 empresas por municipios de Antioquia?
Esas 40.000 empresas que pueden acceder a crédito están concentradas principalmente en el área metropolitana, que es donde está la zona industrial del departamento, y donde se concentra un poco más de 90% y el restante está en los municipios más alejados del departamento.

¿Los bancos pueden estar sintiendo riesgo en prestar dinero en esta coyuntura?
Siempre que una entidad presta dinero hay un porcentaje de clientes que no van a pagar, ese porcentaje de clientes sube o baja de acuerdo a la situación económica de los países, cuando hay pandemia ese riesgo se incrementa. Nosotros ahí aportamos a la reactivación porque le generamos confianza al sistema financiero sirviéndole de fiador a los colombianos para reactivar la economía, sin embargo, no quiere decir que las personas se relajen, tienen que cumplir con la obligación porque, aunque nosotros le cumplimos al banco, la persona nos queda debiendo a nosotros.

¿El empresario colombiano es buena paga?
Sí, el empresario colombiano es muy buena paga, es responsable y juicioso con las obligaciones. A veces hay incumplimientos, pero es por el riesgo inherente a los negocios, generalmente, ese riesgo lo cubren los bancos con el FNG, pero no es porque haya una cultura de no pago porque sí, sino porque el que no pago entró en una situación de dificultad.

¿A final de año cuántas empresas esperan cubrir con las garantías?
Quisiéramos que sea un monto más alto del que ya está. El presupuesto para este año era garantizar créditos a empresarios por $2,4 billones, ya hoy sabemos que vamos a estar cerca de $3,1 billones, en principio, hemos superado las expectativas apoyando a los empresarios de la región. En el consumo el presupuesto era de $3,7 billones y estamos comprometidos que lo vamos a lograr. A julio hemos garantizado $2 billones en créditos de consumo a 500.000 colombianos.