Según las últimas cuentas del fondo, se han desembolsado $6,2 billones en respaldos de préstamos durante la pandemia

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

En una carrera contrarreloj para evitar que la economía y sus sectores productivos se sigan desmoronando por cuenta de la pandemia, el Gobierno Nacional ha iniciado un plan de salvavidas para las empresas, desde las micro hasta las grandes, con líneas de crédito y de garantías de estas para ayudarlas a solventar este duro momento de liquidez y solidez financiera.

El Fondo Nacional de Garantías (FNG) ha sido el llamado a dar el respaldo y durante el periodo de la pandemia, ha respaldado más de $6 billones en créditos, y hay reservas por $620.000 millones, es decir, solicitudes de préstamos.

De este total, que, en específico, según los últimos datos entregados por el FNG, suma $6,26 billones desembolsados, 45,6% de las garantías están en Bogotá, Valle del Cauca y Antioquia.

En concreto, los créditos en estas tres regiones se han utilizado así: en Bogotá se han hecho 43.197 desembolsos, por un valor de $2 billones; le sigue el Valle con 23.744 garantías entregadas por un valor de $618.699 millones; y en tercer lugar está Antioquia, con 23.176 respaldos por $1,13 billones.

Estas líneas están distribuidas entre soportes a créditos para capital de trabajo, para pago nómina, trabajadores independientes, microfinanzas, sectores más afectados y para las grandes empresas. Estas operaciones se hicieron con urgencia desde que inició la cuarentena, en vista de que las empresas empezaron a solicitar un salvavidas que les permitiera seguir en el mercado.

El presidente del Fondo, Raúl Buitrago, aseguró que en todo el país los créditos que más se han usado han sido para capital de trabajo y para nóminas, los cuales se lanzaron especialmente para que los empresarios pudieran responder con producción y posteriormente con el pago de sus empleados.

“Para la línea de capital de trabajo se ha dispuesto una capacidad de apalancamiento para esta garantía por valor de $5 billones. El monto a garantizar de esta línea es hasta de $4.400 millones por empresa, con una cobertura de 80%, un plazo hasta de 36 meses y un periodo de gracia mínimo de cuatro meses”, explicó Buitrago.

En la descripción de los respaldos por regiones, se destaca Cundinamarca a la que se le ha desembolsado 10.220 créditos garantizados por un valor de $217.000 millones; le sigue Santander, con 9.058 por $283.000 millones y Nariño, con 6.929 por un valor de $94.000 millones. Lo anterior refleja que, aunque en otras regiones más grandes se han desembolsado créditos por mayor valor, hay zonas del país como Nariño donde han pedido más créditos, específicamente para empresas de menor tamaño (ver gráfico).

En el caso particular de Risaralda, región que hace parte de las que más créditos ha solicitado con un total de 4.956 desembolsados, el analista económico, Óscar Jiménez, resaltó que “en Risaralda existen alrededor de 37.000 empresas, luego que se hayan entregado casi 5.000 créditos significa un cubrimiento de 10%, lo cual es bueno porque quiere decir que los empresarios de la región creen en la posibilidad de salir de la crisis”.

LOS CONTRASTES

  • Raúl BuitragoPresidente del FNG

    “Con estas líneas de crédito pueden acceder al financiamiento requerido para suplir la falta de ingresos y de esta manera pueden solventar los problemas de liquidez”.

  • Carlos SepulvedaDecano de economía de la Universidad del Rosario

    “Bogotá representa 30% de la economía nacional y junto con Medellín y Cali concentran un gran porcentaje de tejido productivo que accede a estos créditos”.

Las cifras entregadas por el FNG contrastan también con los últimos cálculos revelados por la Superintendencia Financiera, los cuales muestran que hasta el 6 de agosto, de un cupo total de $24,2 billones se han reservado para ser desembolsados $663.681 millones asociados a 21.221 créditos. En total, según la entidad, se han entregado $6 billones en 186.548 créditos, en las diferentes líneas disponibles para los empresarios, por lo que hace falta ejecución.

Por líneas, la Superfinanciera muestra que para capital de trabajo, a la fecha mencionada, queda 29% disponible, para el pago de nóminas; 78%, para trabajadores independientes, 66%; y para microfinanzas 69%, esto, según la entidad deja un total de disponible de 72% en el total de $24,2 billones que podría garantizar el FNG.

Por ello, hay quienes creen que esto no es suficiente. Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario destacó que, “son una ayuda, pero aún falta, más si en ciudades como Bogotá insisten en mantener como principal estrategia aislamientos amplios”.

Por otro lado, el FNG también estructuró en los últimos meses dos nuevas líneas de crédito. El de garantía a sectores más afectados y garantía para grandes empresas. En la primera se dispuso una capacidad de apalancamiento por un valor de $2 billones, que espera faciliten el acceso para los sectores que han tenido más dificultades y aún no han podido ser reactivados.

La garantía para gran empresa cuenta con un cupo de apalancamiento de $5 billones y tiene un subsidio de 70% a cargo del Gobierno Nacional.