El gobierno espera que se retomen actividades el 27 de abril para lo que se están diseñando protocolos de seguridad en cada industria

Adriana Carolina Leal Acosta

La vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, señaló que se están diseñando protocolos diferenciados por sector para que el 27 de abril la mayoría de empresas puedan volver a trabajar. También dijo que se considera que en los municipios donde no hay registro de Covid-19, la gente pueda volver a circular; y comentó novedades en el otorgamiento de créditos de Bancoldex.

¿Qué mensaje le da a los empresarios más pequeños que están preocupados ante la posibilidad de quiebra?

El Gobierno ha hecho un esfuerzo muy grande para ampliar la capacidad del Fondo Nacional de Garantías (FNG), para que los bancos puedan dar créditos nuevos a los empresarios que les permitan contar con la liquidez necesaria para poder sobrellevar este momento,

Pero hay voces que dicen que los bancos no están asumiendo el riesgo...

Lo cierto es que el Gobierno ha tenido especial cuidado con que las Mipyme tengan reservados unos recursos importantes del FNG se dejaron $20 billones solamente para los créditos a estas empresas. Obviamente el Gobierno no puede obligar al sector financiero a darles créditos nuevos. Lo que sí podemos hacer, y ya se ordenó, es que en algunos casos, a través del Banco Agrario y Bancoldex, que son bancos de segundo piso que usualmente no prestan directamente a la gente, se otorguen créditos directamente.

A ambas entidades se les dio autorización para atender en el primer piso. Bancoldex está desarrollando la reglamentación par hacer eso, y esperamos que desde esta semana. Este es un tema en el que el presidente Iván Duque y el ministro José Manuel Restrepo hablaron con el presidente de Bancoldex hace unos días, luego, creo que toda la implementación de esta autorización va a permitir que esta semana se empiece a prestar directamente.

LOS CONTRASTES

  • Javier DiazPresidente de Bancoldex

    “El Decreto 468 de 2020 establece que Bancoldex queda habilitado para otorgar crédito directo, temporal y con subsidio, para atender exclusivamente a los sectores que ayuden a conjurar la crisis”.

¿Qué programas o ayudas se están pensando para la clase media, que no es un empresario y no hace parte de la población que recibe subsidios como Colombia Mayor o Familias en Acción?

En realidad lo que ha querido hacer el Gobierno es apoyar a todas las personas que tenían créditos en el sistema financiero para que se puedan prorrogar y para que esos clientes no queden como morosos.

Segundo, en el FNG se da este cupo de $20 billones que mencioné para Pyme y se da un cupo de $70 billones para empresas y personas naturales. De tal forma que los bancos pueden prestarles estando garantizados por el FNG.

Yo quiero decir que aquí lo importante es ver cómo recuperamos entre todos muy pronto la dinámica de la sociedad y por eso estamos definiendo una serie de protocolos que nos permitan regresar el 27 de abril a una nueva normalidad, donde pueda haber muchas más empresas que las que están hoy operando. Esto se ha venido trabajando desde hace 15 días con todos los gremios de la producción.

¿En qué consisten esos protocolos?

Hay algunos transversales como con exigir que se tome la temperatura al ingresar a las instalaciones de las empresas o como obligar a las empresas a que tengan unos lavamanos disponibles permanentemente para que la gente se lave las manos cada hora. Además, las instalaciones de trabajo van a tener que modificarse para que se garantice el distanciamiento social. También estamos viendo la posibilidad de hacer unos cascos parecidos a los de los soldadores, de los que el Gobierno ahora tiene unos prototipos y está trabajando con algunas universidades, para ver si se pueden entregar y la gente se puede proteger la cara como refuerzo al tapabocas.

¿Pero eso permitiría regresar a la totalidad de las actividades?

No, por ejemplo los restaurantes, discotecas y bares no podrán tener un regreso a la actividad en el corto plazo porque por definición implican cercanía.

Estamos trabajando con unos criterios diferenciales, unos por el sector y otros por los lugares, porque hay regiones donde no ha llegado el virus y en esos lugares pensamos que debería haber una casi normalidad. La gente debería poder circular al interior de sus municipios, lo que no se puede permitir es que llegue gente de otros municipios porque se correría un riesgo.