Debido a las restricciones de ferias, venta de licores, movilidad y transporte hubo menor demanda y producción en agosto, lo que llevó a la industria a caer 10,3%

Juan Sebastian Amaya

La reactivación gradual en la operación de varios sectores viene mostrando resultados positivos en materia de empleo, consumo, oferta y demanda. Sin embargo, debido a las restricciones focalizadas que Bogotá y Medellín implementaron en agosto por la emergencia sanitaria, la recuperación en la producción y ventas del sector manufacturero se frenó.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) detalló que, durante el octavo mes de 2020, la producción industrial registró una variación anual de -10,3% y las ventas, de -9%. De ese -10,3% total, las dos ciudades explican 50% de la contracción. Bogotá tuvo una baja de 17,4% en la producción y -16,6% en las ventas; mientras que Antioquia bajó su producción en 12,2% y 10,5%, respectivamente.

“Aproximadamente, 50% de la contracción estuvo concentrada en Bogotá y Antioquia. Para responder de forma concreta si hay una sobrecontracción en esos dos dominios geográficos, observamos que ese 50% se leía como 40% en julio y eso significa que hay una señal clara de que las medidas sanitarias más estrictas llevaron a tener una contracción más que proporcional”, comentó el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

A nivel nacional, las actividades con mayor rezago fueron las de elaboración de bebidas, con, -16,8%; la confección de prendas de vestir, con -30,9%; y la coquización, refinación de petróleo y mezcla de combustibles, con -14%. Al juntar el efecto en estos tres sectores se explica 41% del impacto total de las manufacturas.

Para el funcionario, debido a que en junio, julio y agosto hay una estacionalidad particular porque en años anteriores han existido festivales y ferias que generan una demanda importante de bebidas y licores, pero que en 2020 no se efectuaron por la pandemia, la industria de estas actividades fue la más golpeada con dos puntos básicos (pb) de 10,3% que cayeron las manufacturas.

“Están los festivales de San Juan, San Pedro, la Feria de las Flores, Colombiamoda y otros escenarios que generan una demanda particular que no se causó en agosto por las cuarentenas estrictas y la restricción de bebidas alcohólicas”, mencionó.

Para el caso de Bogotá, -17,2% en la producción de manufacturas se debió a una disminución de 6 pb en la elaboración de bebidas y de 3,1 pb en los textiles y confecciones, es decir, las dos actividades pesaron 50% en la dinámica de la capital.

Finalmente, el Dane proyectó que, para septiembre, la contracción de las manufacturas será menor y habrá una reactivación al contar con más de 90% de las actividades operando, especialmente, la elaboración de bebidas, movilidad, combustibles, transporte y venta y reparación de vehículos.

“Nuestro modelo actualizado nos lleva a anunciar que la predicción para el comportamiento de las manufacturas en septiembre sería centrada en una contracción de -4,6%”, puntualizó.

LOS CONTRASTES

  • Sharon VargasAnalista en Global Securities

    “En agosto aún había restricciones y eso se vio muy reflejado en la producción, pero para septiembre se espera que todas las variables comiencen a tener un repunte marcado y razonable”.

  • Sebastián DíazAnalista macroeconómico de Pacífico Research

    "Dado que en la industria no es posible atribuir un efecto sustancial relacionado con el día sin IVA, resulta más claro el impacto de las medidas de aislamiento sobre la actividad productiva"

Sebastián Díaz, analista macroeconómico de Pacífico Research, destacó que hubo un comportamiento diferenciado por sectores ante la coyuntura y también pronosticó más recuperaciones en lo que resta del año.

“La magnitud de la contracción nos tomó por sorpresa. Esperamos que con un mayor grado de desconfinamiento a partir de septiembre retome fuerza el proceso de avance en la actividad económica. Resulta más claro el impacto de las medidas de aislamiento sobre la actividad productiva”, analizó.