El Dane reveló que en 2019 661.800 personas ingresaron a la pobreza monetaria y alrededor de 729.000 entraron a pobreza monetaria extrema

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Si bien todo el mundo está pendiente de los estragos que pueda causar la pandemia del covid-19, que es catalogada como la peor crisis económica de la historia reciente, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) entregó una nueva actualización del índice de pobreza monetaria y de pobreza monetaria extrema para 2019 y los datos no fueron alentadores.

Con base en la nueva metodología, que según la entidad permite hacer un mapeo mucho más grande del país, se pasó de en 2018 tener 16,8 millones de personas en pobreza monetaria, a registrar en 2019 17,4 millones de colombianos, es decir, 35,7% un alza de un punto porcentual entre ambos años.

Con la nueva información se comunico que la línea de pobreza monetaria per cápita se ubicó en $327.674, es decir que para un hogar de cuatro personas, llegó a $1.310.696, y en un solo año alrededor de 662.000 personas, por diferentes condiciones, tuvieron un recorte en sus ingresos y calidad de vida lo cual los ubicó en esa línea.

En el caso de la pobreza monetaria extrema, el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, recalcó que, en el total nacional, más de 729.000 personas ingresaron a esta situación, pasando de 3,9 millones de personas en 2018 a 4,6 millones en 2019, es decir, 9,6% de los colombianos.

Cabe recordar que, tras varios estudios y diferentes recomendaciones realizadas por expertos, el Dane cambió la metodología con la que se miden estos indicadores, puesto que en las anteriores actualizaciones los modelos utilizados no tenían en cuenta importantes factores como la diferenciación de costos que existe entre un municipio y otro, e incluso, las diferencias sociales intrínsecas que existen en las diferentes regiones del país.

Si bien la línea de pobreza monetaria per cápita se ubicó en más de $320.000, la línea de pobreza extrema per cápita se mantuvo en $137.350 y para un hogar de cuatro personas en $549.400.

Este cálculo, a diferencia de las anteriores actualizaciones es, en el caso de pobreza monetaria, 22,7% más alto que la línea que se tenía en 2018 con la metodología anterior, y para el caso de la pobreza monetaria extrema es 11,6% más alto.

Para los expertos este es un dato preocupante pues, aunque en 2019 se vivió un periodo de crecimiento económico de más de 3%, los niveles de pobreza aumentaron significativamente. Incluso, en el histórico (ver gráfico), se observa una curva descendente, pero que cambia de tendencia en la vigencia de 2019.

LOS CONTRASTES

  • Juan Daniel OviedoDirector del Dane

    “Entre 2018 y 2019 vemos incremento en la incidencia de pobreza monetaria. Un 32,3% de la población de las zonas urbanas del país se encuentra en esta condición de pobreza”.

  • Carlos SepulvedaDecano de economía de la U. Rosario

    “Frente a los resultados vemos que hay aumento de un punto porcentual en la pobreza de nivel nacional. Estos aumentos van de la mano con el deterioro del mercado laboral”.

En este sentido, los expertos alertan que después de la pandemia el dato será aún más dramático, pues se calcula que la economía tenga un decrecimiento de cerca de 6%.

Economistas como Jairo Núñez, investigador de Fedesarrollo, han asegurado que la pobreza, después de la crisis, llegaría a 38% de la población, dato que no dista mucho de lo reportado en 2019, pues en esta consideración se tenía en cuenta la metodología anterior, que ubicaba la pobreza como una situación para 27% de las personas.

Oviedo resaltó en su presentación que, entre 2012 y 2019 la reducción de la pobreza monetaria y monetaria extrema si fue significativa, pues, por ejemplo, en dicho periodo de tiempo hubo una baja de 8,9 puntos porcentuales de la pobreza monetaria en las zonas rurales y de 5,1 puntos porcentuales en todo el territorio nacional.

En cuanto a la distribución de esta población a nivel geográfico, la entidad estadística reportó que Bogotá, Medellín, Cúcuta, Santa Marta, Bucaramanga y Barranquilla fueron las seis ciudades que más personas aportaron al total de 661.899 personas nuevas en situación de pobreza monetaria.

Solo entre estas regiones se aportó e37% del total de nuevas personas que ingresaron a la pobreza monetaria, es decir, que perciben menos de $327.674. Con esto se deduce entonces que, casi cuatro de 10 personas que se encuentran en situación de pobreza pertenecen a las regiones mencionadas.

Y al revisar el aporte por tipo de contexto geográfico, las cabeceras y zonas rurales pusieron 468.000 y 194.000 personas, respectivamente, mientras que las ciudades, 256.000.

En la pobreza extrema las cabeceras pusieron 382.000 personas al incremento nacional, y las 13 urbes principales, 102.000 colombianos.