Un informe de la entidad detalló que la deuda pública interna incrementó a $338,9 billones (US$88.500 millones en promedio) en septiembre

Juan Sebastian Amaya

Según un análisis de BN Paribas, liderado por Luca Maia, Luca Maia, Latin America Global Markets Strategy Analyst, la deuda pública interna de Colombia aumentó a $338,9 billones (US$88.500 millones en promedio) en septiembre, lo que significó un incremento de 1,3% intermensual y 7,9% interanual.

Para los expertos, el apetito extranjero por la deuda pública de Colombia aumentó durante el mes, con un incremento de los títulos, que llegaron a $82 billones (US$21.400 millones y los no residentes ahora tienen 24,2% de la deuda pública de Colombia o 40,2% de las reservas internacionales del país.

Además, los títulos de deuda pública de los bancos comerciales cayeron 1,6% frente a agosto de 2020 y llegaron a $48,4 billones (US$12.600 millones). Los fondos de pensiones y el sector público redujeron su tenencia de títulos durante el último mes en -0,2% y 1,0%, respectivamente.

"Aún así, se mantienen considerablemente invertidos en la deuda pública interna de Colombia, con participaciones de 30,4% y 21,4%, respectivamente, de la deuda total", destacó el informe.

En ese sentido, BNP Paribas manifestó que el costo de la deuda tiene un récord mínimo y ha venido cayendo los últimos dos años. El costo cayó 3 puntos porcentuales (pp2), al pasar de 9,8% de julio de 2016 a 6,8% a septiembre de 2020.

"Entre tanto, el costo de la deuda externa cayó de 5% de marzo de 2018 a 3,8% en septiembre de 2020. Debido a estos cambios, el cupón promedio ponderado cayó a un récord mínimo de 5,7%", agregó el documento.

Tanto la duración de la deuda externa como la de la deuda interna aumentaron el mes pasado. La duración de la deuda externa aumentó a 7,26 años y la duración de la deuda interna aumentó ligeramente de 5,40 años a 5,76 años el mes pasado.

En términos de la participación del PIB, la deuda total se mantuvo sin muchos cambios en septiembre y llegó al 54,5% del total de la economía, lo que representa un incremento de 10,7 pps desde marzo de 2020. La deuda denominada en divisas fuertes se ubica ahora en 20,5% del PIB.

"Incluso después de este último aumento repentino, seguimos creyendo que Colombia se encuentra en una posición cómoda con respecto a la exposición de su deuda a la depreciación cambiaria, en línea con sus pares latinoamericanos (excepto Argentina)", finalizó el informe.