La cifra mensual varió -0,32%, mientras que el dato anual cerró en 2,85%. En este último lo que más presionó al alza fueron los alimentos y a la baja, la gasolina

Adriana Carolina Leal Acosta

En el quinto mes del año la inflación mensual cayó a terreno negativo como consecuencia indirecta de la pandemia, pues tanto las medidas que se han tomado para contrarrestar su propagación, como para lidiar con el impacto en la economía, influyeron en el resultado.

De acuerdo con el Dane, la variación del mes fue -0,32%, explicada principalmente por el comportamiento de las divisiones de información y comunicación (-3,12%) y muebles y artículos para el hogar (-1,69%).

“Esto está asociado con la entrada en vigencia del Decreto 540 que levantó el cobro de IVA a los planes de telefonía de bajo costo, expedido el 13 de abril”, dijo Juan Daniel Oviedo, director de la entidad estadística.

Por otro lado, el renglón de salud fue el que registró el mayor incremento de precios, con una variación mensual de 0,43%, jalonado por los medicamentos, que variaron 0,61%.

Según el informe, la electricidad con -0,09% y los productos de limpieza -0,07% también influyeron en el resultado.

Con esto, la variación anual del IPC de mayo cerró en 2,85%, influenciado al alza por los alimentos y bebidas, y a la baja por los servicios públicos y los precios de la gasolina.

Por subcategorías, la contribución positiva más importante fue la del arroz, con 0,38 puntos porcentuales, seguido por el “arriendo imputado”, con 0,33 puntos porcentuales.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro ReyesEconomista principal de BBVA Research

    “Una parte del menor ingreso de los hogares se compensa con menores oportunidades para gastarlo, esos bienes y servicios que están suspendidos en este momento”

Por el contrario, los combustibles fueron los que más contribuyeron negativamente a la cifra anual, con -0,21% y servicios de comunicación, con -0,18%.

“Se empezó a ver la materialización de la rebaja de $1.200 por galón de la gasolina que se decretó en marzo, pero como las estaciones de servicio siguieron trabajando con el inventario existente dada la baja demanda en los meses anteriores, no se había visto el efecto”, explicó Andrés Langebaek, director ejecutivo de Estudios Económicos del Grupo Bolívar.

Por su parte, Alejandro Reyes, economista principal de Bbva Research, dijo que “los factores que ayudan a que se siga moderando la inflación, partiendo de 3,86% en marzo y 3,51% en abril, es que hay varios productos que no se negocian hoy y por ende no hay precios o cambios en precios, o sea una inflación de 0% que ayuda a limitar la inflación mensual y por ende, la anual”.

Cabe señalar que las expectativas del mercado apuntaban a que la variación mensual sería, según el promedio de la encuesta de Citi, de 0,10%, con lo que el dato anual a mayo planteaba un 3,28%. En ese sondeo la firma que calculó la variación más alta fue Anif, que apuntó a 0,28%; seguida por BTG Pactual, con 0,27%; Axa Colpatria, con 0,26%; Moodys Economy, con 0,25% y Skandia, con 0,18%.

En contraste, el Banco Agrario fue el que calculó la caída más significativa, con -0,15%; seguido por el Grupo Bancolombia, con -0,01% y Banco Davivienda, con 0%.

El desempleo es un factor transversal que afecta el resultado del IPC

Los analistas coinciden en que las hogares continúan siendo cautelosos con el gasto, lo cual está directamente relacionado con el alza del desempleo, que entre marzo y abril acumuló la pérdida de 6 millones de puestos de trabajo. “Una parte del menor ingreso se compensa con menores oportunidades para gastarlo, esos bienes y servicios que están suspendidos en este momento, por lo que el impacto final es menos fuerte que el que se podría asumir tradicionalmente con el deterioro observado en el mercado pero esta presente”, dijo Alejandro Reyes.

Documentos adjuntos