Las importaciones crecieron 3% entre enero y octubre tras llegar a US$43.867 millones, según el Dane.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El déficit de la balanza comercial continúa incrementándose en lo corrido del año. Tras revelarse que las importaciones llegaron a US$43.867 millones a octubre, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) detalló que el déficit al décimo mes del año cerró en US$8.630 millones. Es decir, 56% más alto que en 2018 cuando la balanza quedó en un negativo de US$5.534 millones.

La cifra, según la entidad, se dio luego de que se presentaran exportaciones por el orden de los US$33.210 millones (entre enero y octubre), mientras compras al exterior por US$41.840 millones. De hecho, de acuerdo con el Dane, en octubre se registró un déficit en la balanza comercial colombiana de US$813,3 millones.

Los grupos que jalonaron el crecimiento de 3% en las importaciones a octubre fueron las manufacturas, con US$33.510 millones y un aumento de 1%. Esto como resultado de las mayores compras de maquinaria y equipo de transporte (3,6%), que contribuyeron con 1,6 puntos porcentuales en la variación.

A este le siguieron las compras externas de los productos agropecuarios, alimentos y bebidas, que, a octubre, llegaron a US$5.886 millones, con un aumento de 1,8%, en comparación con el mismo periodo de 2018. Las compras de combustibles y productos de las industrias extractivas, por su parte, alcanzaron un monto total de US$4.415 millones.

En cuanto a las importaciones del mes, el Dane reveló que se llegaron a US$4.333 millones, es decir, una caída de 16,1% con relación al mismo mes del año pasado. El comportamiento negativo del mes obedeció principalmente a la disminución de 15,3% de las manufacturas. Es de resaltar que este grupo participa en 80,4% en el total de las compras que se hacen.

Según el informe, lo que más se redujo en el mes fueron las importaciones de combustibles y productos de las industrias extractivas, que llegaron a un total de US$250 millones, con un negativo de 43,2%. La caída obedeció, según el Dane, a la baja en compras de productos derivados del petróleo.