Las medidas responden ante los graves efectos generados por el Covid-19 en el país y darle un alivio a la industria de juegos de azar

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

El presidente de Coljuegos, Juan B. Pérez Hidalgo, anunció la puesta en marcha de una serie de acciones sin precedentes, que permitirán inyectar recursos de más de $50.000 millones a los departamentos y municipios del país para atender la crisis generada por el Covid – 19 y darle un alivio a la industria de juegos de suerte y azar en Colombia, en medio de la crisis actual.

“Desde el primer día, cuando identificamos los efectos que la emergencia iba a tener en el sector de entretenimiento, comenzamos a formular un plan de acción para garantizar la sostenibilidad de un sector profundamente golpeado por la pandemia, el de los juegos de suerte y azar, que el año pasado generaron más de $1,7 billones para la salud de los colombianos y que tiene un gran potencial como generador de recursos, hoy tenemos más de $50.000 millones que se van a transferir a los departamentos y municipios para que puedan atender la crisis”, afirmó el funcionario.

Las medidas responden ante los graves efectos generados por el Covid-19 en el país y teniendo en cuenta que durante el mes de marzo de 2020 la industria de apuestas presentó un comportamiento atípico luego de las medidas de suspensión de eventos deportivos, cierres y toques de queda adoptadas por las diferentes autoridades.

En ese sentido, desde Coljuegos se impulsó la adopción de una serie de medidas para que los operadores puedan suscribir acuerdos de pago, sin intereses moratorios, para las cuotas causadas o que se debían pagar en los meses de marzo y abril y para que todas las modalidades de juegos cuenten con unas
condiciones de operación ajustadas a las nuevas realidades que la situación actual le impone a la industria, de aislamiento y distanciamiento social y de una gran reducción en las posibilidades de oferta.

“Queremos que los operadores de juegos de suerte y azar se sientan acompañados del regulador y del Gobierno Nacional en este momento. Somos conscientes de que están siendo muy golpeados por esta crisis y con la parálisis total de sus operaciones. Como Estado queremos garantizar su sostenibilidad, no sólo porque contribuyen a financiar la salud de los colombianos sino porque son generadores de más de 100.000 empleos de calidad en nuestro país, dinamizan las economías de los territorios y constituyen una verdadera cadena de valor económico y social asociada a la industria”, afirmó Pérez Hidalgo.

El Decreto también incluye alivios para las empresas que han visto disminuidas sus operaciones, incluyendo las loterías tradicionales a las que se les permitirá redireccionar recursos para asegurar su supervivencia.

“Las loterías tradicionales son empresas muy importantes en los territorios, el Gobierno Nacional quiere protegerlas y darles herramientas para que puedan superar esta situación de crisis, por supuesto bajo un escenario de responsabilidad y control, pues vamos a mantener los ejercicios de calificación de eficiencia que nos impone la Ley”, destacó el presidente de Coljuegos.

Esta norma también tuvo en cuenta a los ganadores de premios. “Hemos pensado en los ganadores de premios que no han podido reclamarlos como consecuencia del aislamiento obligatorio, queremos decirles que no se preocupen porque sus premios están garantizados y los plazos para cobrarlos han sido protegidos con la medida de suspensión”, afirmó Pérez Hidalgo.

El Decreto 576 del 15 de abril de 2020 también contempla medidas para el reinicio de las operaciones, de acuerdo a los lineamientos de las autoridades de salud y previa adopción de un protocolo con condiciones de bioseguridad que deberán tenerse en cuenta una vez se autorice el funcionamiento de los establecimientos del sector de juegos de suerte y azar. “Queremos iniciar operaciones cuanto antes, pero asegurándonos de proteger a la ciudadanía con la adopción de medidas para prevenir el contagio y propagación de este virus, trabajaremos con todo el sector para tener las condiciones adecuadas, de tal forma que cuando las autoridades de salud tomen la decisión de apertura de nuestros locales y nos den luz verde, podamos cumplir con los estándares que definamos en conjunto”, explicó Pérez Hidalgo.