Los duty free son tiendas libres de impuestos y se pueden conseguir ahorros de hasta 20% sobre el valor real de los productos

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

En aeropuertos, muelles internacionales, a bordo de vuelos y cruceros se pueden encontrar tiendas de tipo duty free, conocidas a nivel internacional por vender productos de lujo a precios más bajos de lo normal, pues a las compras no tienen impuestos.

La reducción de precios es tal que en algunos casos se pueden alcanzar caídas de 15%; sin embargo, hay casos en los que sacan promociones especiales y los descuentos pueden llegar al 30%, incluso más, en el caso de los licores, por ejemplo, es común encontrar botellas con pague dos, lleve tres.

“Estas tiendas son una buena oportunidad para los pasajeros para comprar marcas que muchas veces no existen en sus países; además hay productos que nada más se encuentran estas tiendas de travel retail. Al final del día es una propuesta interesante para el mercado de lujo porque amplía la probabilidad de adquisición de los productos que están más económicos”, aseguró Rodrigo Castro, manager del grupo L’Oréal y experto en duty free o travel retail.

LOS CONTRASTES

  • Rodrigo CastroArea Manager de Grupo L’Oréal

    “Las categorías con diferencias más marcadas son definitivamente cosmética, licores, perfumería y cigarrillos. Además, últimamente, se han desarrollado algunos como lentes de sol y chocolates”.

  • León Fallic Presidente de Duty Free Américas

    “Un duty free es mucho más que abrir una tienda y ofrecer productos sin impuestos, se debe hacer un estudio de los productos que se pueden vender según el tipo de personas que viajan en esa terminal”.

Se debe tener en cuenta, antes de comprar que los precios también varían dependiendo la ubicación de la tienda. Ahora bien, un patrón generalizado es que los productos cosméticos y licores son los que mayores reducciones en los precios pueden tener, seguidos de los del mercado de la perfumería.

“En algunos casos las diferencias de precios son bajas, pero en promedio es entre 12% y 15%, claro, esto depende también de la ubicación de la tienda y de la marca”, dijo Castro.

En estas tiendas se pueden encontrar otros elementos como relojes, tabacos, perfumes, dulces o souvenir, pero en algunos casos la diferencia puede ser muy pequeña.

Sin embargo, el lugar hace que los precios varíen, pues los patrones de consumo son determinantes en la compra de los viajeros; así las cosas, el presidente de Duty Free Américas, León Fallic, señaló que aunque “depende del pasajero, en Bogotá quizás se toma más Old Parr y en la costa más Buchanan’s o Jack Daniel’s. Nosotros hacemos estudios muy profundos para saber qué tipo de vuelos hay y cuando estamos en un aeropuerto sabemos cuántos pasajeros van, cuántos vuelos hay, nacionalidades, de dónde vienen y cuánto gastan en promedio por pasaje. Es más que solo abrir una tienda”.

Castro agregó que “hay marcas que solo van a estar en aeropuertos que tengan un perfil de consumidor similar al de los clientes; entonces hay un stock de productos muy determinado por el mercado. En cruceros, los productos también dependen de las rutas”.

En Colombia son siete los aeropuertos con tiendas de este estilo: el Dorado de Bogotá, el Alfonso Bonilla Aragón en Cali, Aeropuerto Internacional Palonegro en Bucaramanga, el José María Córdova en Medellín, en San Andrés islas, el Gustavo Rojas Pinilla, Aeropuerto de Cartagena de Indias y finalmente el Ernesto Cortissoz en Barranquilla.

Tales tiendas son operadas por tres empresas: Duty Free (una tienda), Attenza (dos), Sky Free Shop (una) y Duty Free Américas (tres). En el caso de Duty Free, tienen presencia 64 países con 380 ubicaciones para 2.200 tiendas que trabajan con más de 1.000 proveedores.