.
Analistas 27/10/2021

El aliado indispensable

Santiago Castro Gómez
Expresidente de Asobancaria

No hay que dar muchas vueltas para saber que los Estados Unidos de América es el aliado indispensable de Colombia. No es solo por ser nuestro principal socio comercial y nuestra principal fuente de remesas e inversión extranjera directa (IED). Pero es el único país que consistentemente ha apoyado generosamente al país en temas de seguridad nacional y, lo más importante, ese respaldo ha sobrevivido cambios de gobierno en Washington, manteniendo un impresionante apoyo bipartidista.

Muchos argumentarán que ese apoyo viene condicionado a una guerra contra las drogas donde nosotros ponemos los muertos. Un argumento bastante simplista toda vez que desde la década de los 80 era claro que el narcotráfico, además de su impacto en la salud de los colombianos, era una amenaza existencial a nuestra democracia, y lo sigue siendo. Por supuesto que la lucha que libramos está alineada con los intereses norteamericanos, pero también es cierto que para nosotros es un tema de supervivencia nacional.

Lo que los críticos de nuestra “relación especial” no aprecian o no quieren ver, es la póliza de seguridad que representa, frente a la posible agresión de un régimen como el de Maduro que solo busca desestabilizar a Colombia y hundirla en el caos y la pobreza y desesperanza que han causado ya en Venezuela. ¿Cuánto nos costaría armarnos para enfrentar ese desafío? Recordemos que estuvimos muy cerca de tener que gastarnos alrededor de $18 billones solo para reequipar nuestro componente disuasorio de combate aéreo. Ni hablar del costo de reemplazar nuestras obsoletas fragatas o nuestros submarinos. Porque no debe quedarnos la menor duda que si no nos han tocado de frente (porque por detrás de múltiples maneras y a través de su apoyo a la subversión si lo han hecho) es por el temor a las represalias de Estados Unidos.

Y ya en el tema de la subversión, es preciso mencionar el Plan Colombia, que ha totalizado montos que superan US$12.000 millones en sus 22 años de existencia. También aquí se puede decir que, si bien sus aportes no alcanzan promedios porcentuales de dos dígitos frente a nuestro presupuesto de defensa, su alcance, en términos de modernización, efectividad, entrenamiento, y tecnología, hicieron la diferencia para que las fuerzas armadas y de policía pudieran prevalecer y evitar que nos convirtiéramos en un estado fallido. Ningún otro país, exceptuando el Reino Unido e Israel, en escalas mucho menores, hizo tanto en un momento tan crítico.

Esta garantía tiene un valor mayor que los US$1.952 millones de IED, o los US$2.094 millones de remesas, en el primer semestre 2021 según cifras del Banco de la República, o el haber absorbido en lo corrido del año US$7.026 millones de nuestras exportaciones, en todas siendo el numero uno y de lejos. Y ya que hablamos de remesas, no olvidemos que estas obedecen al poder de ahorro de personas de origen colombiano residentes en Estados Unidos que el Pew Research Center calculaba en 763.000 en 2017. Una colonia creciente que cada vez adquiere mayor protagonismo y poder político especialmente en el estado de Florida. Por estas razones económicas, pero sobre todo por razones de seguridad e intereses alineados, nuestro vecino coloso del Norte, mucho más para bien que para mal, ha sido y seguirá siendo nuestro aliado indispensable.

P.D. Es cierto que el narcotráfico sobrevivirá la captura de alias ‘Otoniel’, cabecilla del poderoso Clan del Golfo, pero su caída es un recordatorio que el crimen lleva a la muerte o a la cárcel. Y es una medalla muy grande para el Gobierno y nuestra Policía y Fiscalía Nacional. ¡Enhorabuena!