Analistas

DirCom, gestor de la comunicación integral

Hace más de una década iniciamos en Iberoamérica la movilización para un cambio de conciencia en la gestión de la comunicación en las organizaciones, de la mano de uno de los maestros en esta materia, Joan Costa. Esta movilización la hemos gestionado desde la academia y la consultoría, buscando que se conciba la comunicación como el eje estratégico para alcanzar los objetivos corporativos.

Este cambio de conciencia ya se percibe en múltiples organizaciones privadas y públicas que han tomado la decisión acertada de gestionar la comunicación de una forma integral enmarcada en el concepto DirCom – Dirección de Comunicaciones. 

Este concepto busca no solo tener un área o persona con un alto perfil encargada de la gestión de comunicación que logre armonizar y articular la identidad, la imagen y la reputación corporativa; sino que busca dar respuestas oportunas y efectivas a las organizaciones para fortalecer sus interrelaciones y construir vínculos con sus grupos de interés y su contexto.

Esta evolución ha permitido que se amplíe la mirada a no solo dar prelación al relacionamiento con uno de sus públicos, la prensa; sino que se abra el abanico de posibilidades para obtener todo el potencial de la gestión comunicacional y así lograr productividad, competitividad y confianza organizacional.

La productividad gestionada desde la comunicación logra que los colaboradores conozcan en primera instancia cuál es el propósito común que construye la organización diariamente, permite que la información fluya para que no se tengan reprocesos, fortalece las relaciones interpersonales basadas en el respeto, y posibilita espacios de escucha para participar y cocrear. 

Para alcanzar la competitividad corporativa, el punto de partida es definir qué son, qué hacen y qué quieren proyectar las organizaciones; en pocas palabras, definir su ADN y sus atributos diferenciadores para así comunicar desde su esencia y alcanzar coherencia entre lo que se dice que hacen y lo que realmente hacen. La identidad es el corazón de la comunicación porque con base en ella es que se construye la narrativa de la organización y es el hilo conductor de toda comunicación. 

La confianza, objetivo común ahora de todas las organizaciones, es iniciada generalmente con sus usuarios, comunidad o clientes; pero la primera que se debería construir es con sus colaboradores y las familias de ellos, y al lograrlo el efecto multiplicador llegará a los demás grupos de interés. Alcanzar la confianza es un proceso relacional permanente y metódico que inicia con la identificación, luego el conocimiento, para avanzar en relaciones y mantener los vínculos con cada uno de los públicos con los cuales la organización quiera y deba construir su razón de ser y su misionalidad. 

Gestionar la comunicación de esta forma es lo que continuamos promoviendo desde la academia y aplicando desde la consultoría. La última semana de mayo en la ciudad de Quito, estaremos con Joan Costa y un grupo de expertos en esta materia dialogando sobre los nuevos retos de la comunicación estratégica en las organizaciones en el marco del Congreso Iberoamericano Dircom, coorganizado por la Universidad de las Américas (Ecuador), el Joan Costa Institute, la Pontificia Universidad Javeriana (Colombia), la Universitat Abat Oliba CEU (España), la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas UPC de Lima, la Universidad del Valle de México, la Universidad Católica San Antonio de Murcia UCAM (España), la Institución Aberje (Brasil) y la Red DirCom Iberoamericana. 

Gestionar la comunicación de forma integral, integrada y planificada es una tarea inaplazable para las organizaciones para lograr productividad, competitividad y confianza en un mundo cambiante y con públicos de interés cada día más integrados a la dinámica de la organización.