Analistas 25/09/2020

Lecciones históricas

Desde fines del Siglo XIX, Colombia ha registrado varias crisis económicas profundas que dejan lecciones para el manejo de la crisis actual provocada por el contagio del covid-19 y la política de aislamiento social y económico que ha sido adoptada en el mundo. Las grandes crisis económicas anteriores ocurrieron a fines del Siglo XIX a raíz de la Guerra de los Mil Días, en los años treinta como consecuencia de La Gran Depresión, a mediados de los años ochenta durante la denominada Crisis de la Deuda de América Latina, y a finales del Siglo XX en lo que se ha venido a conocer como La Crisis de Fin de Siglo.

¿Cuáles son las lecciones de las crisis históricas para el manejo de la crisis actual? La primera es que la reactivación de la economía para enfrentar la crisis se logra mediante las políticas de repuesta monetarias y fiscales, pero que la plena recuperación de la economía tarda al menos cuatro años y requiere la adopción de reformas estructurales complementarias que deben ser aprobadas por los Congresos. Si bien la experiencia es que en todas las crisis anteriores la economía se estancó o cayó, la realidad es que la magnitud del derrumbe de la actividad económica prevista para 2020 de al menos -5,5% no tendría precedentes, salvo, quizás, con lo ocurrido durante la Guerra de los Mil Días.

Un segundo legado es que las crisis vienen usualmente acompañadas de problemas fiscales severos e imponen necesidad de llevar adelante reformas tributarias con posterioridad a estas y que este ha sido un rasgo común en todas las crisis anteriores de Colombia.

En lo que hace a la inflación, algunas de las crisis se han exacerbado con esta, lo que no es la situación en la crisis actual. En todo caso, la experiencia histórica indica que si bien la adopción de una política monetaria contra-cíclica y expansiva ha sido necesaria para estimular la demanda agregada en períodos de recesión, esta también señala y ratifica que la inflación ha sido un fenómeno monetario sobre lo cual se debe prestar atención.

Otro legado de las crisis anteriores es que estas han venido acompañadas y se han acentuado con crisis financieras o bancarias. Asimismo, una lección adicional de las crisis anteriores es que la caída del Producto Interno Bruto viene acompañado de mayores tasas de desempleo y que para estimular la contratación de mano de obra, se han requerido medidas de apoyo al empleo y reformas laborales y sociales de envergadura. En el caso de Colombia, algunas de las crisis anteriores, como fue lo sucedido durante La Gran Depresión, han estado originadas en factores externos y se han traducido en crisis de balanza de pagos y cambiarias. Su solución ha requerido la adopción de reformas cambiarias y en la política comercial del país.

De lo anterior se colige que para superar la crisis del covid-19, el restablecimiento pleno de la actividad económica requerirá en el futuro próximo la adopción de reformas estructurales de fondo en el ámbito tributario, laboral, pensional, comercial y financiero. Para lograrlo, la experiencia histórica señala que resulta esencial consolidar un consenso nacional alrededor de las reformas y el apoyo decidido de los partidos políticos, del Congreso, de los sindicatos y del sector privado, así como de los organismos multilaterales de crédito y un gran involucramiento directo del Presidente de la República.