Analistas

Fondo Monetario y América Latina

GUARDAR

Roberto Junguito

Esta semana se celebran en la ciudad de Washington las reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Como es tradicional, el Fondo Monetario Internacional revisa y hace públicas en el World Economic Outlook, WEO sus proyecciones de la economía mundial. En esta ocasión sus previsiones sobre el crecimiento global para el año en curso son algo pesimistas pues revisa hacia abajo dicho crecimiento. Estima que la economía mundial registrará una tasa anual de crecimiento en el 2019 de 3,3% frente a su proyección anterior publicada en enero que era de 3,5%. No obstante, señala que espera una recuperación en el segundo semestre y prevé que la tasa anual de crecimiento mundial en 2020 será de 3,6%. Esta desaceleración en la economía mundial en el año en curso se origina principalmente en el comportamiento de los países más avanzados como los Estados Unidos y la Zona Euro. De acuerdo a las proyecciones del WEO, la tasa anual de crecimiento para el conjunto de los países emergentes será de 4,4% en el año en curso y de 4,8% en 2020. Dentro de estos sobresale la actividad económica de los países asiáticos. Las tasas anuales de crecimiento en 2019 y 2020 serán, según el FMI, de 6,3% y 6,1% en la China, de 7,3% y 7,5% en la India y de 5,1% y 5,2% en los países del Este Asiático agrupados dentro del Asean.

Para América Latina y el Caribe, el WEO proyecta que la tasa anual de crecimiento de la región será de 1,4% en el año en curso y de 2,4% en 2020. Estas nuevas cifras ajustan hacia abajo la tasa de crecimiento esperada para la región. Al comentar su visión sobre América Latina y sus perspectivas, el FMI expresa que espera un fortalecimiento en la actividad económica del Brasil que fue de 1,1% en 2018 y alcanzaría una tasa de crecimiento anual de 2,1% en 2019 y 2,5% en 2020, en tanto que prevé tasas anuales de crecimiento estables y de apenas de 1,6% y 1,9% en México, dadas las políticas anunciadas en cada uno de esos países. Para la Argentina se prevé que la tasa de crecimiento continuará siendo negativa y de -1,2% en este año y positiva de 2,2% en 2020. Sobre Venezuela resalta que espera una contracción de 25% este año y una adicional de 10% el año que viene. Por lo demás, para Chile, Perú y Colombia espera tasas anuales de crecimiento en 2019 de 3,4%, 3,9% y 3,5%, respectivamente.

En general las proyecciones para Colombia son positivas en lo que hace a la tasa de crecimiento de la economía y la tasa anual de inflación, pero menos optimistas en lo que hace al déficit en la cuenta corriente y el desempleo. El FMI mantiene su proyección de tasas anuales de crecimiento de 3,5% y 3,6% para 2019 y 2020. Respecto al incremento anual de la inflación, medida por el Índice de Precios al Consumidor, los estimativos del WEO es que estas serán de 3,4% y 3,2% para los dos años, lo que indica que se mantendrá dentro del rango meta establecido por la Junta Directiva del Banco de la República. Con relación al déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos respecto al PIB se sostiene que este será cercano a 3,8% que es alto pero manejable. Finalmente sobre el desempleo considera que la tasa anual será cercana a 9,7% o sea que se mantendría alta y sin ninguna mejora. Salvo el desempleo, los indicadores para Colombia, dentro del contexto mundial y regional, se pueden calificar como de aceptables a buenos.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés