Analistas

El comportamiento de la construcción

GUARDAR

El análisis del crecimiento de la economía en 2017 revela que uno de los sectores que registró una mayor desaceleración fue el de la construcción. Mientras en el año de 2016 este sector había registrado una tasa de crecimiento anual de 4,5%, en 2017 evidenció una caída de -0,7%. Al desglosar las cifras por sus principales componentes se encuentra que la caída de la actividad de la construcción no obedeció a una baja de las obras civiles, las cuales mostraron, por el contrario, un gran impulso, entre otras motivado por el desarrollo que vienen teniendo la construcción de vías de cuarta generación conocidas como las 4G. De hecho, según el Dane, la tasa de crecimiento del conjunto de obras civiles que había sido positivo y de 2,6% en 2016 se aceleró el año pasado sobre todo en los últimos trimestres y alcanzó una tasa anual de aumento de 7,1%, que fue la actividad económica que verdaderamente jalonó la economía el año pasado. Por el contrario, las edificaciones cuyo principal componente es la construcción de vivienda tuvieron un desplome muy significativo. Mientras en el año 2016, las edificaciones registraron un aumento del 6,0% anual y jalonaron la actividad económica la caída en 2017 fue de 10,4%.

Cuando se analizan las cifras de la edificación frente al conjunto de la actividad económica o sea del crecimiento del PIB en el más largo plazo se evidencia de manera muy clara que la construcción de vivienda es una actividad económica con ciclos muy pronunciados. Ejemplo de ello fue lo sucedido a finales de la década de los noventa con la conocida crisis del Upac. En el año de 1999 la caída de la actividad edificadora fue de 42% anual y la crisis hipotecaria de la época llevó a una caída anual del PIB de 4,2%, casi sin precedentes en la historia económica colombiana. Luego de una significativa recuperación de la actividad edificadora durante la primera década del siglo XXI, se observó de nuevo una caída de la actividad edificadora en los años 2009 y 2010. Esta situación llevó a la primera administración Santos a buscar la reactivación de la actividad edificadora y a colocar la construcción de vivienda como una de las locomotoras de su primer Plan de Desarrollo y lo logró con bastante éxito. De acuerdo con el Dane, la actividad edificadora consiguió tasas de crecimiento anuales promedio hasta el año 2016 superiores a 5% anual, constituyéndose efectivamente en uno de los sectores líderes de la economía.

Lo sucedido en 2017 con la caída de la actividad edificadora en más de un 10% anual señala un nuevo ciclo descendente muy profundo y que está preocupando naturalmente al sector, y al gobierno. Como reactivar la construcción de vivienda viene siendo tema de debate entre los candidatos a la Presidencia de la República en días recientes en foros gremiales y muy seguramente lo seguirá siendo durante el resto de la campaña presidencial. Ya se están planteando diversas visiones de cómo conseguirlo. Según los reportes de prensa sobre el foro de Camacol en días pasados, mientras el candidato Vargas Lleras sostiene que el énfasis debe ser mantener los programas vigentes de viviendas de interés social financiadas por el Estado, el candidato Iván Duque daba énfasis a la conveniencia de ampliar el plazo de financiación de los créditos de 20 a 35 años. Hoy en el 9 Foro de Vivienda de la Asociación Bancaria se escucharán nuevas propuestas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés