Analistas

Aniversario 70 de la Andi

La Asociación Nacional de Empresarios (Andi), fue creada en 1944 con el nombre de Asociación Nacional de Industriales, a la cual podían pertenecer todas las personas naturales o jurídicas domiciliadas en Colombia que desempañaran actividades industriales o de otro tipo económico relacionados con el sector fabril. Como antecedente directo de su creación se conoce que sus raíces surgieron de una visita realizada por el entonces presidente de la República Alfonso López Pumarejo a la ciudad de Medellín donde comentó sobre la conveniencia de contar con un vocero único de los industriales que sirviera de interlocutor del gobierno.  Fue así como industriales de la época se unieron para conformar la Asociación.

Una interesante exposición adelantada en 1966 por Ignacio Betancur Campuzano, entonces presidente de la Andi, definía claramente su carácter y objetivos. 

Decía que era una asociación de empresas manejadas por personas que buscaban estudiar y conocer el país en los aspectos sociales y económicos para encontrar soluciones a los problemas que se confrontan; defender el sistema de empresa privada como factor dinámico de la democracia y del progreso; defender los legítimos intereses de la industria entendida esta como una actividad  que el país necesita y conviene a los inversionistas, a los trabajadores y a los consumidores; impulsar los programas de desarrollo armónico, con la especialidad en los de la industrialización, fortaleciendo lo existente y procurando nuevas fuentes de trabajo; ser la persona ante el país y ante el Estado para tener audiencia en el estudio y solución de los grandes problemas de la nación, así como la defensa de los legítimos intereses de sus asociados. 

La Andi ha sido destacada internacionalmente como uno de los gremios más fuertes e influyentes de América Latina y un ejemplo de lo que debe ser una asociación de productores, como agremiación que ejerce, de manera legítima y transparente, una acción colectiva en favor de una industria o una actividad particular o del conjunto de la actividad privada. Se reconoce que su función principal ha sido conseguir por parte del Estado la provisión de bienes públicos; esto es, bienes y servicios que benefician a toda la sociedad y, particularmente, al sector privado que conjuntamente representa. A inicios del Siglo XXI, la Andi agrupaba ya más de 650 empresas de muy diversos sectores y que representaban más de 60% de las industrias incluidas en la Encuesta Manufacturera del Dane. Hoy en día, el espectro de sus actividades es mucho más amplio pues vincula empresarios que desarrollan actividades económicas en virtualmente todos los sectores productivos. Una característica adicional que ha tenido la Andi en Colombia ha sido su vocación por buscar la unión y fortalecimiento de los gremios de la producción por medio de su participación activa  en la organización y puesta en marcha del Consejo Gremial Nacional creado en 1991 “con el objeto de unificar criterios sobre las acciones y los compromisos internacionales del país, tanto los generales como los relacionados con los distintos sectores económicos, en materia de comercio exterior de bienes y servicios, inversiones y de más temas afines, y presentar tales criterios de manera conjunta al Gobierno Nacional”. A todo lo largo de la historia del Consejo Gremial, la Andi ha participado en su Comité Coordinador y ejerció, principalmente en cabeza de Luis Carlos Villegas, en períodos claves de la historia económica reciente de Colombia la Presidencia del Consejo Gremial Nacional. Felicitamos a la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) por sus 70 años de una fructífera acción gremial en beneficio de todos los colombianos.