.
Analistas 06/06/2021

Se les advirtió, se les recomendó y se evidenció

Ramiro Santa
Presidente Sklc Group

Las decisiones responsables y valientes de todos los que han fundado su ética en el trabajo, en pro del bien de la sociedad, su familia y a su realización personal fueron evidentes durante este mes de dolor para todos los habitantes de Colombia, pues aún a pesar de la infamia que tuvieron que sufrir niños, ancianos, enfermos, empleados y empresarios todos siguen soñando y haciendo planes en bien de su entorno y país.

Los impactos materiales se pueden cuantificar en la pérdida de la clasificación de grado de inversión país como consecuencia de los gastos de la pandemia y el puntillazo de orden público generado intencionalmente; hoy día Colombia está clasificada como país de inversión chatarra y destino peligroso para los turistas. Lo anterior impacta la industria hotelera, restaurantera y a sus miles de trabajadores y proveedores. A esto se debe agregar el incremento de las tasas de interés de los créditos internacionales para financiar los planes de inversión privada y pública como son: los subsidios a los mas necesitados, la educación, las vacunas y la reparación de los daños a la infraestructura y el sector privado, con el consecuente encarecimiento de insumos para la industria, el sector agropecuario, la producción de alimentos y medicinas.

En cuanto a la salud y la vida gracias al valor y compromiso de los funcionarios públicos y del sector de salud, con sus miles de empleados, Colombia sigue dando ejemplo en eficiencia en vacunación en Latinoamérica, aunque lamentablemente ya se están pagando las consecuencias en contagios y muertes, ahora de jóvenes, debido a las aglomeraciones, perdidas de vacunas y aplicaciones por los paros, bloqueos y atentados contra la infraestructura publica y de salud. Según la Asociación de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo, al primero de junio los hospitales del país están alrededor de una ocupación de las 7.091 camas UCI superior al 95%, (Tunja, Cartagena, Bucaramanga y Villavicencio al 100%) y al mes de mayo se registran un total durante la pandemia de 88.282 fallecidos. En estos días más de 500 muertes por día!.

Los hechos y las cifras ponen en evidencia: 1. la responsabilidad de los convocantes a los paros y bloqueos en plena emergencia de salud por la perdida de cientos de vidas, 2. la falta de representatividad de los congresistas de las regiones que no pudieron solucionar anticipadamente los problemas que golpean a sus electores, 3. el interés de algunos alcaldes que patrocinaron el desorden y que aún dan tumbos en sus acciones erráticas y mensajes populistas 4. el dinero del narco para incendiar la contienda electoral 2022 y 5. el coraje de la clase trabajadora que con su esfuerzo, ingenio y auto cuidado no se rinde.