Analistas

Consolidación en telecomunicaciones, ¿para qué?

GUARDAR

Hay sectores como el de telecomunicaciones en los cuales las fusiones y adquisiciones están llegando a topes históricos. En Estados Unidos negocios como la compra propuesta de Time Warner AOL por parte de Comcast por US$68.000 millones crearía un operador de cable que controla 17 de 25 mercados relevantes con un total de 22,5 millones de clientes de TV y la compra por parte de Verizon de la participación minoritaria de Vodafone en sus operaciones móviles (por US$130.000 millones -equivalentes a más de 1,3 veces el presupuesto anual de Colombia-) resultaría en el negocio más grande de fusiones y adquisiciones del año. Otros negocios como la compra de DirecTv por parte de AT&T por US$48.500 millones le daría acceso a 26 millones de clientes de TV de los 100 millones de clientes que hay en Estados Unidos. 

A nivel internacional la compra de Iusacell por parte de AT&T incluye 9 millones de clientes con una cobertura de red de 70% de los 120 millones de clientes potenciales de México, al tiempo que se rumora que la misma empresa está interesada en adquirir los activos que está vendiendo Carlos Slim en México para poder entrar a competir en el mercado de televisión y los activos de Nextel en México y Chile. En Brasil, Telefónica de España, América Móvil de Carlos Slim y OI, operador que recientemente se fusionó con Portugal Telecom, están haciendo una oferta conjunta por la operación de Telecom Italia, mientras que paralelamente fondos de inversión y la compañía francesa Altice están ofreciéndole a OI comprar sus activos portugueses. ¡Qué barullo!

En Colombia también se ha movido el mercado con la fusión UNE-Millicom, la compra de UNE a la ETB de su participación en Tigo, la compra de Promitel – recientemente adquirido por Ashmore a Promigas- por parte de Columbus y la compra de los activos de telecomunicaciones de Gas Natural por parte de un fondo español.

Las razones por las cuales se ven tantas fusiones y adquisiciones en el sector tienen que ver con su estructura, en el que las economías de escala generan altas eficiencias y permiten mejorar la rentabilidad de las empresas. Sin economías de escala las empresas no pueden competir, lo cual se refleja en que internacionalmente 75% y 95% del mercado está concentrado en los dos y tres operadores más grandes respectivamente.

Estas transacciones solo tienen sentido si se crea valor y este se transfiere a los usuarios. Teóricamente dos empresas que se combinan pueden optimizar los costos administrativos duplicados y ganan poder de negociación con sus proveedores al tiempo que hacen venta cruzada de servicios logrando ingresos superiores a los de las compañías individuales. Este valor queda en la compañía resultante y se puede ceder a los usuarios en la medida en que no se transfiera a los accionistas de la empresa adquirida por medio de un alto precio de negociación.

De acuerdo con estudios realizados en Estados Unidos, pocas fusiones y adquisiciones crean valor para sus usuarios cuando el volumen de transacciones se incrementa -como sucede actualmente a nivel mundial-, dado que los ejecutivos de las empresas del sector sienten presión de cerrarlas a toda costa para responder a las movidas de su competencia. 

En estas circunstancias los intereses de los consumidores de recibir un buen servicio a precios accesibles son garantizados por el Estado como regulador del sector controlando el incremento de poder de mercado de las compañías resultantes con los consumidores.
 

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés