Analistas

Movilidad eléctrica y sostenible, un buen negocio para todos

GUARDAR

Juan Carlos Mora Uribe

Hablar de desafíos en materia de sostenibilidad me lleva a tomar como punto de partida septiembre de 2015, momento en que la comunidad mundial, representada por los 193 estados miembros de las Naciones Unidas (ONU), adoptó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Desde ese año, los 17 ODS empezaron a guiar las prioridades de la comunidad mundial.

¡Y cómo se vio reflejado en la comunidad empresarial, el propósito de estimular acciones en áreas de importancia crítica para la humanidad!
Llevamos como país varios años trabajando en este camino y hoy el escenario está dado para que declaramos con firmeza que crear un modelo viable para el futuro es una tarea de todos. El llamado es de urgencia pues las acciones de transformación deben empezar ya: movilizando causas, inspirando la cadena de valor y realizando negocios bien hechos.

Y es de ahí, desde los negocios bien hechos, que necesitamos entender que las estrategias de las compañías que lideramos, deben estar alineadas con los ODS como pilar estratégico. Resulta fundamental que los líderes empresariales propongamos iniciativas que impulsen resolver los problemas más urgentes que enfrenta nuestro planeta.

A partir de ese desafío, este año impulsamos una alianza para mitigar el impacto en ciudades como Bogotá y Medellín, declarando que las empresas de diferentes industrias debemos conectarnos para generar soluciones urgentes.

En marzo, definimos tener una flota de 1.000 camiones eléctricos de logística de distribución, rodando por las calles de las ciudades con más dificultades de movilidad y contaminación ambiental, para empezar la transformación del tercer sector que más emisiones genera.

Si miramos en retrospectiva, plantear la meta de poner a rodar 1.000 camiones era una visión a largo plazo que nos permitía pensarnos como un país potencia regional en lo correspondiente a innovación y transporte sostenible. Pues bien, seis meses después vamos en 300, una cifra que se respalda en 12 compañías visionarias y comprometidas con hacer de Colombia un mejor lugar para las generaciones futuras. Bavaria, por ejemplo, decidió convertir con renting Colombia el 25% de su flota de camiones a movilidad eléctrica constituyéndose en hito de transformación de la industria.
Según Fortune500, el 41% de los CEO de su lista considera que solucionar nuestros problemas sociales actuales debería ser parte de su estrategia principal de negocio. ¿Qué tal entonces retarnos a pensar nuevos modelos de negocios como filosofía de inversión basada en principios sostenibles? Si finalmente tenemos el deber de conectar necesidades con oportunidades, ¿qué tal hacerlo aprovechando la capilaridad que tenemos en las diferentes industrias y territorios donde tenemos actores que pueden estar al servicio de esas causas comunes?

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés