Analistas

Viviendo con un C-level

GUARDAR

Ayudar a que el mundo funcione mejor es el propósito de todos los que trabajamos en la compañía que tengo la fortuna de dirigir. Es una misión que siempre ha sido transmitida con entusiasmo a cada uno de nuestros clientes. Sin embargo, constantemente me pregunto ¿Cómo lo estamos haciendo de cara a los C-levels de la organización?

Entre los retos de los altos ejecutivos del siglo XXI, y me incluyo, está encontrar el equilibrio perfecto entre su trabajo y su vida familiar y social. Pero ¿Cómo lograrlo?, ¿Cómo contribuyen las empresas a que ésto sea posible?

El secreto está en pensar en ellos como un segmento de clientes VIP que necesitan que les ofrezcamos tecnología de punta, las soluciones mejor pensadas para sus necesidades y una flexibilidad que les permita tomar decisiones importantes, tal como se hace en esta era de la experiencia de clientes, de manejo de datos y de soluciones a la medida.

Piense en la rutina de un alto ejecutivo e imagine cómo estas personas logran manejar altos niveles de estrés, gestionar equipos de alto rendimiento, atender las necesidades de su público objetivo y, al mismo tiempo, ser grandes padres, madres o parejas. No hay que ir muy lejos, porque, aunque se trata de innovación e inversión dentro de las organizaciones, esta ciencia ya está inventada: se llama manejo de experiencia. Ya existen soluciones que permiten incorporar temas como la experiencia de clientes y empleados, integrar cadenas de valor, convertir información dinámica en acciones estratégicas en tiempo real, todo enfocado en mejorar la vida de las personas que intervienen en la creación de este nuevo entorno empresarial.

Hace falta entender las necesidades que demanda cada gerencia y, en ese sentido, saber cómo solucionar dilemas estratégicos y operativos de la gestión de sus roles que les traerán mayor control, eficiencia y productividad. Por ejemplo, el Director de Recursos Humanos, que debe lidiar con las necesidades personales y profesionales de toda una organización sin prejuicios y desequilibrios, necesita contar con una herramienta que le ayude a gestionar y controlar la información de las personas de forma integral, así como a reclutar, evaluar y seleccionar al mejor talento, teniendo en cuenta los lineamientos y directrices al momento de cubrir la vacante, sin dar cabida a preferencias personales y una vez contratado guiar su desarrollo de carrera al interior de la organización.

Esto se replica en cada cargo y, sólo a través del manejo de la información podemos lograr nuestro propósito de mejorar la vida de nuestros altos ejecutivos y contribuir a que, a pesar de sus responsabilidades y extensas jornadas de trabajo, puedan llegar a sus casas con la satisfacción del deber cumplido.

Esta es la fórmula para sacar lo mejor de cada líder, potencializar las habilidades blandas de cada uno y brindarles la oportunidad de llegar a su casa y desconectarse sin culpas, para conectarse con sus hijos, esposas, esposos y padres.

Los C-levels son los clientes internos más importantes y deben vivir excelentes experiencias en sus roles, para que el concepto de la compañía dedicado a atraer y fidelizar clientes también los cobije a ellos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés