.
Tribuna Empresarial 06/12/2021

Los retos del sistema alimentario

Paula Santilli
CEO de Pepsi Latinoamérica

Si hoy saliéramos a la calle a preguntar a la gente, ¿qué producto quiere consumir? y/o ¿con quién quiere trabajar? Sabemos ya la respuesta: con quienes se preocupan por el planeta y tienen claro el valor de la sustentabilidad.

La agricultura es precisamente el punto de partida del desarrollo integral y sostenible que queremos impulsar en América Latina. Un impacto positivo en este ámbito puede detonar un círculo virtuoso que nos beneficie a todos.

Por ejemplo, sabemos que -en países en desarrollo- las mujeres representan casi la mitad de la mano de obra agrícola y trabajan a menudo sin formación, herramientas adecuadas y derechos sobre sus tierras.

De acuerdo con la FAO, si tuvieran el mismo acceso a recursos que los hombres, podrían aumentar el rendimiento de sus cultivos entre 20 y 30%, reduciendo el número de personas con hambre en el mundo hasta en 150 millones.

En PepsiCo, la agricultura es el punto de partida de todo lo que hacemos. El campo es el corazón de nuestro negocio y también el medio de subsistencia de decenas de miles de agricultores y sus familias.

Como una empresa agroindustrial líder en el sector de alimentos y bebidas a nivel mundial, nos hemos propuesto transformar de aquí a 2030-2040 la operación del negocio de punta a punta: desde cómo cultivamos nuestros ingredientes en el campo hasta cómo llegan nuestros productos a la mesa de los consumidores.

¿Cómo lo haremos? A partir de PepsiCo Positive (pep+), la agenda de sustentabilidad que nos permitirá innovar y trazar el camino hacia un futuro 100% sostenible.

Nuestro objetivo es inspirar un cambio positivo para el planeta y para las personas, empezando, por supuesto, en el campo, en donde nos hemos comprometido a ampliar la adopción de prácticas de agricultura regenerativa en 2.8 millones de hectáreas, que son equivalentes al 100% de nuestra huella agrícola en todo el mundo. Estas prácticas nos permitirán cultivar y consumir todos nuestros ingredientes de manera sostenible, restaurar los suelos, restablecer los recursos naturales y fortalecer, a su vez, a las comunidades agrícolas.

Nuestra ambición es que esta sea una visión compartida que permee a toda la industria. No se trata solo de generar una ventaja comercial competitiva, sino de impactar positivamente a todas las personas que pueden beneficiarse de nuestra capacidad de innovación y compromiso con la sustentabilidad.

El camino ya ha sido trazado y todos tenemos algo que aportar para construir modelos de negocio sostenibles que propongan soluciones inteligentes frente al cambio climático y a la desigualdad social.

Para 2050, la producción de alimentos deberá incrementar entre 60% y 70% para alimentar a alrededor de 9.300 millones de personas en todo el mundo (FAO). Esto supone un reto enorme para el planeta.

En PepsiCo estamos listos para enfrentar los retos que presenta el sistema alimentario mundial y contribuir a generar la prosperidad que merecen nuestras comunidades.

¿Te gustaría sumarte a este esfuerzo?