Analistas 09/09/2020

Pergamino de Honor al Minvivienda

Colombia recibe, en octubre, el más importante reconocimiento al diseño de política de vivienda por parte de Naciones Unidas. El Pergamino de Honor, que por primera vez en sus 31 años reconoce al Gobierno de Colombia, es -en palabras de la directora de ONU Hábitat - el máximo galardón del mundo para las políticas habitacionales y de desarrollo urbano, el cual ha sido otorgado en el pasado a experiencias que son referentes a nivel mundial como la creación de la Junta de Vivienda y Desarrollo en Singapur (2010) o el Programa Nacional de Ciudades en Brasil (2006). Este reconocimiento al Gobierno del presidente Iván Duque es, a su vez, la distinción a una muy exitosa historia de política de vivienda, donde la institucionalidad sobre la cual descansan las ejecutorias y los nuevos desarrollos de los administradores públicos de turno ha sido creada -paso a paso y a través de los años- por sus antecesores.

Aunque los temas de vivienda siempre fueron parte de la agenda pública en los ministerios de Desarrollo Económico y de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, fue en el periodo 2007 - 2009 cuando Juan Lozano, último ministro de Ambiente y Vivienda, sentaría las bases de lo que sería un Ministerio independiente. Con Lozano se avanzó en la consecución de un mayor monto de recursos para la vivienda de interés social, lo que redundaría en un viceministerio de vivienda más sólido que serviría como el preámbulo de una nueva entidad. Fue Beatriz Uribe la primera y muy exitosa ministra de Vivienda en 2011, siempre recordada por diseñar e implementar la estructura del que, hasta la creación del Ministerio del Deporte el año pasado, fue el más joven de los ministerios. Llegaría luego en 2012 el ministro Germán Vargas Lleras, inmortalizado por sus programas de vivienda gratuita, la Ley de Vivienda, los contratos llave en mano, el programa Vipa, entre otros, y quien luego como vicepresidente de la República seguiría coordinando y acompañando las labores en esta materia. Su reemplazo fue el hasta entonces dos veces Viceministro de vivienda, Luis Felipe Henao, quien se convertiría en la persona que por más tiempo ha llevado -como ministro- los destinos de la entidad. Henao es el padre los programas ABC (ahorro, bono y crédito), comenzó el tránsito de una política de oferta a una política de demanda, instauró y perfeccionó el mundialmente conocido programa Mi Casa Ya y, junto al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, echó a andar el French No VIS en los programas de recuperación económica Pipe I y Pipe II. Sería entonces cuando la ministra Elsa Noguera llegaría a consolidar Mi Casa Ya, incrementando su ritmo de asignación, a la vez que lanzaría la segunda generación de viviendas gratuitas. Los ministros Jaime Pumarejo y Camilo Sánchez continuarían exitosamente con esta labor de consolidar la política de vivienda con un enfoque de demanda. En particular, este último logró robustecer los equipamientos sociales de los proyectos de vivienda.

Aparte de los ministros, grandes funcionarios de esta entidad han contribuido a consolidar este proceso. Corriendo el riesgo de dejar algunos nombres por fuera, Sandra Forero, Sandra Murcia, Daniel Vásquez, Julio Miguel Silva, Guillermo Herrera, Alejandro Quintero, Julio Báez, Daniel Contreras, Víctor Saavedra, Carlos Ruiz, Carlos Felipe Reyes, Nicolás Galarza y Erles Espinosa han sido, de igual forma, definitivos en la consolidación de una política habitacional que se constituye hoy en ejemplo a nivel global.

El gobierno de Iván Duque profundizó los programas por el lado de la demanda, más que duplicando la asignación de subsidios; elevó el déficit cualitativo a objetivo complementario de la política de vivienda, sacando adelante el programa “Casa Digna, Vida Digna”; creó el subsidio concurrente que mejora la progresividad, lanzó el programa de 200.000 subsidios en el marco de Compromiso por Colombia y ha culminado responsablemente las obras que vienen en ejecución desde el gobierno anterior. Este galardón, el más alto de su especialidad, reconoce el liderazgo y la convicción de Duque, el apoyo del Ministro Carrasquilla, el seguimiento y acompañamiento constructivo del Congreso de la República, en particular de sus comisiones séptimas; el trabajo incansable de un equipo consolidado por los años y reforzado con el entusiasmo y mística de una nueva generación y el trabajo histórico de quienes en los últimos años han aportado a hacer de este un ministerio joven, pero grande.