Hacienda

Propuestas económicas de Sergio Fajardo

GUARDAR

Los puntos que la campaña de Fajardo considera pilares de su programa pueden agruparse en cuatro grandes conceptos

Los puntos que la campaña del candidato Sergio Fajardo considera pilares de su programa económico pueden, con propósito de análisis, agruparse en cuatro grandes conceptos; Uno primero el relacionado con productividad e innovación, donde además incluye competitividad, que lo agrupo en uno porque no podrá existir mayor productividad sin innovación permanente, ni competitividad sin mayor productividad (Krugman) e innovación.

Si bien el candidato aboca estos conceptos, falla en no articularlos en una visión global de desarrollo empresarial y crecimiento económico. El escaso incremento en la productividad (que lleva a que seamos poco competitivos) del sector real es sin lugar un problema crítico para el crecimiento económico y la mejora en las condiciones salariales, pero ello no se logra sino hay innovación, no solo en la creación de nuevas empresas, como propone el candidato, sino sobretodo en la ya existentes. El candidato acierta en relacionar el macro concepto de competitividad con lo territorial ya que como bien los señala Porter, los factores del entorno territorial son claves en la búsqueda de la competitividad.

El segundo concepto que está plasmado en este programa es el de facilitación. Recuerda un poco el “Doing Business” del Banco Mundial, al referirse a eliminar cuellos de botella para la creación de empresas. Esa preocupación es importante, pero esos cuellos de botella deben eliminarse también para el crecimiento de las empresas existentes. Sería interesante ver un planteamiento que vaya mas allá de este aspecto puntual y se oriente a lograr una mayor eficiencia en la relación estado-empresa.

El tercer gran concepto es el de la formalización que resulta ser clave en un país con tanta informalidad. Pero la formalización no solo deber ser del trabajo, sino sobretodo de la actividad económica y ello va desde el tema de la bancarización hasta el más crítico de la evasión fiscal. Sería conveniente que el candidato presente una propuesta de restructuración económica y de control fiscal y porqué no, judicial, donde se incentive la formalización de la actividad económica.

Un tercer grupo de propuestas se refieren a lo que podríamos llamar la institucionalidad económica. Y en este frente el mensaje es de tranquilidad y manejo conservador tanto en el tema fiscal y del gasto público como en temas monetarios. El candidato hace un planteamiento claro de defensa de la regla fiscal y de la independencia del Banco de la República. Este mensaje proveniente de uno de los candidatos que lideran las encuestas resulta tranquilizador frente a las propuestas populistas que proponen bajar impuestos sin tener una formula para reemplazar esos ingresos y para quienes inspirados, en el modelo venezolano quieran financiar el gasto con emisión, devolviendo a Colombia a las oscuras épocas de la inflación.

El último aspecto de estos cuatro bloques es unos de los grandes talones de Aquiles de la economía colombiana; el tema pensional. El candidato propone un fortalecimiento de Colpensiones pero no explica como se resolverá el enorme déficit que tiene el sistema ni como resolver a futuro un esquema pensional con cobertura más amplia pero sostenible.

La propuesta si bien toca los aspectos relevantes del futuro económico de Colombia falla en profundidad y en definir la conexión entre estos. A mi juicio y por distorsión profesional creo que no contemplar aspectos relacionados con la internacionalización de la economía es una gran falla.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés