.
LABORAL Tasa de empleo en mujeres madres es seis puntos menor que en aquellas sin hijos
miércoles, 25 de septiembre de 2019

La brecha en acceso a trabajo ha generado que las juventudes decidan aplazar su maternidad

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

Pese a que cada vez se conoce un mayor número de normas para que la mujer tenga igualdad de oportunidades en el mundo laboral, las realidades sociales muestran que aún hay camino por recorrer en hacer efectivo su derecho.

Uno de los efectos que puede medir de mejor forma la inserción de la mujer al mercado laboral es el impacto de la decisión de ser mamá en sus posibilidades.

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) ha medido las diferencias en la tasa de empleo entre las mujeres que tienen uno o más hijos y las que no tienen hijos, comparando las cifras con respecto a la población de madres de niños de los cero a cinco años y mujeres que no son madres.

Así la Organización encontró que, a nivel global, la tasa de empleo de las madres es de 54,4%, mientras que en las mujeres que no lo son es de 47,8%.

En cuando a los países con ingresos medios, entre los que se encuentra Colombia, la tasa de las no madres es de 49,5%, mientras que en las mujeres madre el indicador es 43%.

En ambos casos la diferencia es de un rango mayor a 6,5 puntos porcentuales, una brecha que se mantiene en la mayoría de regiones y economías, en diferentes escalas (ver gráfico).

Vincent Payet, gerente general de la farmacéutica Ferring en Colombia, firma que desarrolló un estudio propio sobre la mujer en el mercado laboral, resaltó que “frente a este panorama corroboramos que la maternidad está asociada con una pérdida de territorio en el ámbito laboral y existen preocupaciones relacionadas con la crianza, pues consideran que no hay un entorno social adecuado”.

El informe de la farmacéutica muestra que, en el top de las prioridades de las mujeres colombianas, la principal es su desarrollo profesional, seguida de viajar y terminar sus estudios, así como continuar con estudios de posgrado. Mientras que, por último, una vez cumplido todo lo anterior, piensan en casarse o tener hijos.

Así mismo, se encuentra que 62% de las jóvenes entre 20 y 35 años quiere o no descarta la posibilidad de tener hijos; mientras que 38% no desean ser madres. La dicotomía entre tener hijos y lograr una carrera profesional ha hecho preguntarse por la edad ideal de ser mamá, por lo que, el rango donde se concentra la mayor cantidad de respuestas, con 72% de preferencia, es entre los 30 y 35 años, estando más focalizado entre los 32 y 33 años, donde una de cada tres mujeres prefiere ser madre en esta edad “puesto que consideran que en este momento contarán con la estabilidad económica requerida y posiblemente un mejor desarrollo profesional”.

LA OIT resaltó por su parte que, en América Latina en particular, las mujeres con tres o más niños menores de seis años trabajan una hora remunerada menos que las mujeres sin hijos, siete horas menos que los hombres sin hijos; y siete horas y 36 minutos menos que los hombres en la misma situación.

Esto ha impactado además en las cifras del trabajo del cuidado, históricamente relacionado con mujeres. Según la misma entidad, en la región la contribución de las mujeres al trabajo no remunerado de cuidado representa 34,1% de su tiempo total de trabajo y la de los hombres en el trabajo de cuidado no remunerado representa solamente 26,5%.

LOS CONTRASTES

  • Vincent PayetGerente General de Ferring en Colombia

    “La maternidad está asociada con pérdida de territorio en el ámbito laboral y existen preocupaciones sobre la crianza, pues no hay un entorno social adecuado”.

“Las mujeres de la región han desafiado los roles tradicionales impuestos por el sistema patriarcal y han logrado insertarse en el mercado laboral en las últimas décadas. No obstante, este proceso no ha significado una mayor participación de los hombres en el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado en los hogares”, indicó al respecto Coral Calderón, investigadora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La OIT resaltó que las mujeres con responsabilidades de cuidado tienen más probabilidades de estar en la informalidad y menos probabilidades de cotizar a seguridad social.