.
ALTA GERENCIA

¿Es factible implementar una semana laboral de cuatro días sin rebajar los salarios?

jueves, 9 de marzo de 2023

El objetivo es extraer datos durante dos años que permitan obtener información de valor para determinar si es factible ampliar esta iniciativa al resto de la economía.

Expansión - Madrid

El Gobierno vasco en España propuso a las empresas y sindicatos que promuevan la jornada laboral de cuatro días sin rebaja de salario. Es el sueño de cualquier empleado, trabajar menos tiempo, tener tres días libres todos los fines de semana -sábado, domingo y lunes o viernes, que serían los días a librar- y cobrar lo mismo. Si además se consigue producir más, también estarían satisfechos los empresarios. Y, por supuesto, los hosteleros, que tendrían sus establecimientos a rebosar todos los fines de semana.

¿Es posible hacer realidad este anhelo o estamos ante una utopía? Al igual que hace ahora el País Vasco, ha habido varios intentos de implantar la semana laboral de cuatro días, tanto desde las administraciones como de algunas empresas concretas como Telefónica y Desigual, pero hasta ahora se ha usado de forma superficial y partidista por muchos políticos populistas, y seguro que volverá a salir a la palestra en los próximos comicios. El Gobierno central -a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo- lanzó recientemente una prueba piloto para incentivar la reducción de la semana laboral en pymes con ayudas de hasta 150.000 euros (US$158.135) por empresa. El objetivo es extraer datos durante dos años que permitan obtener información de valor para determinar si es factible ampliar esta iniciativa al resto de la economía.

En España, solo seis empresas han implantado con éxito la jornada laboral de cuatro días. Pero casi todas se dedican a la comunicación, el márketing y el software informático y ninguna tiene actividad industrial, por lo que su ejemplo no es determinante. Los directivos de una de ellas -Software Delsol, que emplea a 190 trabajadores- están muy satisfechos con el modelo porque aseguran que la facturación ha crecido un 20%, se ha reducido el absentismo, ha mejorado el clima laboral, se ha reforzado la retención del talento y ha disminuido la huella de carbono, al usar menos los equipos, la calefacción y el aire acondicionado.

Telefónica es la única gran empresa que ofreció hace unos meses a toda su plantilla la semana laboral de cuatro días -Semana Flexible Bonificada la denominó-, pero fue rechazada de manera rotunda por la mayoría de los empleados, ya que la reducción de un día de trabajo llevaba aparejada la rebaja de un 15% en el salario. En Desigual, por el contrario, la mayor parte de los trabajadores de las oficinas centrales sí aceptaron no ir a trabajar los lunes o viernes porque la rebaja de sueldos era de 6,5%.

El estudio más profundo realizado hasta ahora -y al que se agarran todos los entusiastas de la reducción laboral- es el realizado en Reino Unido por la Fundación 4 Day Week y un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge. De las 61 empresas británicas que se sumaron hace ya seis meses al ensayo de la semana laboral de cuatro días, 56 han decidido prorrogar por un tiempo este esquema de trabajo y 18 de ellas han decidido convertirlo en permanente. Los resultados no han podido ser más alentadores: disminuyó el índice de absentismo, aumentó el nivel de retención del talento, se incrementó el bienestar de sus empleados y -lo que era más importante- se mantuvo, e incluso se elevó un poco (el 1,4%) la productividad de los trabajadores. El experimento se basaba en el modelo conocido como 100-80-100. Aspiraba a mantener el 100% del salario de los empleados, reducir a un 80% la jornada laboral y mantener, al menos, el 100% de la productividad.

Sin embargo, algunos expertos dudan de la fiabilidad de este estudio por la escasa duración de la prueba -seis meses-, por la sobrerrepresentación de compañías de comunicación, márketing y publicidad y por la falta de un análisis económico y financiero más profundo. Porque la mejora de la productividad que refleja el estudio se refiere a los ingresos, pero no se sabe cómo afectó a los costes y a los beneficios. Quizás la mejor manera de analizar de forma objetiva esta cuestión sería comparar dos empresas similares del mismo sector: en una implantar la jornada de cuatro días y en otra no.

Falta un debate serio de lo que implica un cambio laboral de este calibre. Porque más allá de los números fríos -horas trabajadas, nivel de productividad o ratio de absentismo-, la implantación de la jornada laboral de cuatro días supone un cambio de modelo social y cultural basado en la confianza y el compromiso entre empresarios y trabajadores. Hace 40 años se implantó en España la jornada de 40 horas semanales repartidas en cinco días. Hasta aquel momento, las plantillas trabajaban 65 horas. Hubo grandes reticencias por parte de las empresas que alegaban problemas de productividad y competencia. Cuatro décadas después, la historia se repite.

El mundo actual del trabajo requiere de una profunda revisión porque el nivel de absentismo es muy alto (6%), hay muchos trabajadores quemados, existe una excesiva rotación en las empresas, cada vez hay más dificultades para retener el talento, los jóvenes buscan tener más tiempo libre... La semana laboral de cuatro días puede ser una solución a largo plazo, aunque será casi imposible implantarla en todas las empresas debido a las peculiaridades propias de determinados sectores. Antes de ello se necesita imbuir en las empresas una cultura más flexible que penalice el presentismo, que fomente el trabajo por objetivos, que contemple el teletrabajo, que dé más libertad al empleado para que esté más contento, y que todo ello se enfoque a mejorar la productividad y el servicio a los clientes.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ALTA GERENCIA

Laboral 29/05/2024 La soledad, una nueva epidemia que padecen los estadounidenses por el teletrabajo

Varios estudios e investigadores evidenciaron en los últimos cuatro años cómo aumenta la soledad de los trabajadores que realizan sus labores desde casa

Tecnología 29/05/2024 Así se puede usar inteligencia artificial para buscar empleo o reclutar talento humano

La selección con IA puede reducir tiempos y optimizar los perfiles para que encajen con los criterios de búsqueda de las compañías