.
LABORAL Conozca las recomendaciones de expertos para el óptimo regreso a la presencialidad
viernes, 10 de septiembre de 2021

Según una encuesta de la Andi, 29,2% de las personas volvería a la oficina a trabajar, frente a un 41,7% que mantendría el teletrabajo

Johana Lorduy

Con el avance del Plan Nacional de Vacunación ya hay muchas empresas que se preparan para que sus empleados regresen a las oficinas. No obstante, de acuerdo con la más reciente encuesta de la Andi, cerca de 41,7% de los trabajadores consultados se mantendría en teletrabajo, frente a 29,2 % que esperaría volver un retorno próximamente. Es decir, todavía existe una gran resistencia por mantenerse por fuera de las zonas laborales.

En vista de este panorama, a través de un sondeo LR, consultamos a expertos sobre cómo debe ser el correcto regreso a la presencialidad para evitar traumas o inconformidades.

Según Kiara Campo Landines, psicóloga y representante del Colegio Colombiano de Psicólogos (Colpsic), antes de plantearse respuestas ante cómo regresar a la normalidad laboral, será fundamental que los directivos evalúen el alcance de las oficinas o puestos de trabajos como herramientas indispensables para alcanzar metas y, por supuesto, el impacto en la satisfacción y calidad de vida de los empleados.

LOS CONTRASTES

  • Fernando CortésPsicólogo organizacional

    “El ser humano necesita socializar. El regreso a las oficinas es similar al de las aulas, pero volver a la presencialidad se dará, principalmente, en empresas con funciones de producción”.

“Gracias al aporte de las nuevas tecnologías se ha podido constatar que la contribución de muchos trabajadores bien pudiera realizarse desde lugares diferentes a los concebidos y dispuestos tradicionalmente por las organizaciones”, destacó Campo.

En cuanto a los efectos psicológicos y emocionales, la experta anotó que también ha quedado demostrado, por diferentes estudios, que los cambios repentinos y drásticos en los estilos de vida, en las condiciones de vida y trabajo pueden generar efectos negativos como la ansiedad, estrés, depresión, entre otras alteraciones que podrían poner en riesgo la salud física y mental de las personas.

“Con frecuencia y como mecanismo de supervivencia, las personas experimentan resistencia frente a los cambios que impone el ambiente, ya que han aprendido que estos pueden suponer pérdidas, renuncias y esfuerzos adicionales para los cuales sentimos no estar preparados. De allí la importancia de considerar las resistencias como reacciones naturales ante la incertidumbre, pero también ante lo ya conocido”, explicó.

De cara a los retos, de acuerdo con Mariana Peña Mejía, psicóloga y magister en Gerencia del Talento Humano, uno de los principales desafíos que no solo deberán sortear los trabajadores, sino los empleadores, es el temor a la seguridad y salud propia y de las personas cercanas.

Es allí donde las organizaciones deberán garantizar las condiciones laborales adecuadas, bajo estrictos protocolos de seguridad, y todo el apoyo emocional y psicológico.

Otro de los retos a los que deberán enfrentarse los trabajadores al regresar a la oficina es el tener que reconfigurar su vida personal y familiar para poder cumplir con un horario laboral sin preocupaciones.

“Esto tiene que ver con tomar decisiones como, por ejemplo, con quién dejar a los hijos, cambiar la rutina diaria y demás aspectos que varían”, agregó Peña Mejía, quién explicó que las áreas de recursos humanos deberán tener cercanía con los empleados para solucionar estos conflictos.

Campo estimó que las reacciones emocionales y afectaciones mentales y físicas dependerán de los recursos personales con los que cuentan las personas para hacer frente a las demandas del entorno.

“Si bien para algunos trabajadores volver al trabajo puede representar malestar, para otros puede ser un motivo de satisfacción y bienestar dado que muchos han expresado no sentirse cómodos trabajando desde casa. En todo caso, un mal manejo del cambio puede llegar a afectar la salud y el desempeño, y esto a su vez puede afectar el clima y otros resultados de la organización”, concluyó.

Recomendaciones

Las expertas sugieren como primera medida que las directivas, jefes de área o coordinadores mantengan una actitud abierta, empática y de confianza con sus colaboradores. Como segunda medida, será importante convenir o negociar con el trabajador un plan de regreso progresivo. No es necesario apresurar el proceso si todavía se tienen dudas.

Asimismo, se recomienda habilitar espacios en las oficinas para el desarrollo, entrenamiento y fortalecimiento de competencias emocionales o habilidades blandas.

Como cuarta sugerencia de las expertas, las empresas deberán crear iniciativos para la conciliación de la vida laboral y vida familiar.

Sobre este último punto los expertos señalaron que se puede analizar la flexibilidad horaria. Ofrecer tiempo libre al empleado para que lo ocupe en otras actividades personales o familiares, como hacer ejercicio, leer, asistir a citas médicas, ayudar a los hijos a hacer tareas, entre otras”, señaló Campo Landines.

Los empleadores deberían considerar la posibilidad de adoptar modalidades de trabajo alternativo, para aquellos cargos que resulten satisfactorios sin necesidad de la presencialidad.

Por último, se pueden revisar los incentivos y considerar ampliar la oferta de beneficios para motivar a los trabajadores a regresar a la presencialidad.

Las áreas que continuarían con teletrabajo

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta del primer semestre de 2021 de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, 11,5% de las empresas del área de producción continuarán en la modalidad de teletrabajo o trabajo en casa, mientras que en el área administrativa se estima que sea 50,4%.

Asimismo, sobre continuar teletrabajando, 25% de los empresarios afirmó que lo haría un día a la semana; 40,5% dos días por semana; 25% más de dos días a la semana; y de manera permanente 9,5%.