.
MODA Trib-Eco invertirá $200 millones durante 2019 apostándole a la moda sostenible
jueves, 21 de marzo de 2019

Hay ausencia de telas amigables

Sebastián Montes

La sostenibilidad se ha vuelto un punto clave en todos los sectores de la economía. En el caso de la moda, los avances en el sector se han orientado a crear un ecosistema de producción amigable con el medio ambiente en materia tecnológica y logística, vía a la que también apuntan los emprendedores.

Uno de los casos de éxito más recientes es la plataforma digital Trib-Eco, que para este año destinará una inversión de $200 millones en tecnología, cifra precedida por una inyección de capital de $50 millones antes del lanzamiento de la plataforma en 2018, según comentó su creadora, Alejandra Ospina.

En materia de procesos, la ejecutiva comentó que el propósito de la compañía también se centra en acompañar e impulsar diferentes marcas y emprendedores que quieran apostarle a la sostenibilidad brindándoles acompañamiento especializado, programas de formación y alianzas con otras marcas u organizaciones de interés.

A su vez, Ospina destacó que Trib-Eco cuenta con una tienda de moda sostenible desde octubre del año pasado, mes en que se creó la compañía. Dicha tienda agrupa a doce marcas que “le apuestan a la sostenibilidad como forma de hacer negocios”. Actualmente, Trib-Eco trabaja en diferentes proyectos de fortalecimiento con cinco marcas, de las cuales tres hacen parte de la tienda.

Otro de los principales esfuerzos de Trib-Eco es potenciar la producción de moda en Colombia, por lo que 100% de sus productos se realizan en el país. No obstante, Ospina señaló que “es aceptable” que algunas marcas importen materias primas del extranjero que no existen en el país.

LOS CONTRASTES

  • Maria del Pilar RodríguezFundadora y directora de Awana Taller

    “Trib-Eco nos ha brindado posibilidades para visibilizar nuestra marca y mejorar nuestros procesos de diseño e innovación con las comunidades con las que trabajamos”.

“Si es aceptable, sobre todo por la ausencia de fibras textiles sostenibles en Colombia como la alpaca y el algodón orgánico, que son importadas de países vecinos como Perú, Bolivia y Brasil”, añadió.

Además de las alianzas con países de la región para traer este tipo de productos, la empresa también cuenta con el apoyo de empresas de proveedores textiles y diferentes pop-up stores en Europa que quieren darle visibilidad al talento colombiano.

“Hemos tenido buena acogida en países como Francia o Alemania que han respondido de manera positiva a los productos, especialmente a aquellos de comunidades indígenas que tienen una tradición y una historia detrás de su elaboración”, destacó.

Se espera que Trib-Eco también participe en la Semana de la Moda Sostenible en Budapest, Hungría.

Las mujeres y las comunidades en situación vulnerable son vitales

La labor de Trib-Eco también busca empoderar a las mujeres, que componen 80% de los trabajadores de la industria textil, además de comunidades vulnerables como madres cabeza de familia, migrantes, indígenas y personas de la tercera edad. Ospina destacó que algunas marcas trabajan directamente con estas comunidades para promover su inclusión en las etapas de producción. Además, la rama social de la empresa, Trib-EcoLab, apadrina una marca creada por una mujer de manera gratuita.