.
CULTURA Fundación Batuta impulsa proyecto de paz y reconciliación en regiones de Colombia
jueves, 4 de octubre de 2018

Permite a los niños apropiarse de su territorio

Sebastián Montes

Además de formar e instruir a los niños en las artes musicales, la Fundación Batuta ha tomado un nuevo rumbo al enfocarse en las regiones del país para fomentar una cultura de paz y reconciliación. De la mano de Usaid y Acdi/Voca, nació el proyecto ‘Voces de la Esperanza’, cuyo propósito principal fue formar en conocimientos musicales a los niños de las regiones de San Vicente del Caguán y Cartagena del Chairá, zonas golpeadas por el conflicto armado.

“Con esta iniciativa buscamos que los niños aprendan música y creen obras musicales con mensajes de reconciliación que faciliten las relaciones de convivencia tanto en sus barrios como en sus instituciones educativas”, aseguró el gerente regional del proyecto, Fray Martín Contreras.

Durante ocho meses, el plan impactó a 70 niños de San Vicente del Caguán y 70 más en Cartagena del Chairá. Con financiación de Usaid y Acdi/Voca, además de los recursos humanos que otorgó Batuta, como profesores de música y profesionales en gestión social, el proyecto se enfocó en generar apropiación de los niños en sus territorios, sobre todo frente a la relación del conflicto armado.

“La idea es que también se establezcan relaciones con otros municipios para crear escenarios de paz y reconciliación”, añadió Contreras.

Para lograr ese objetivo, la iniciativa contó con cuatro pilares básicos: confianza, respeto, diálogo y empoderamiento. En base a ello, la música genera efectos transformadores en el fuero íntimo de los niños, permitiéndoles crear narrativas que favorecen la construcción colectiva, la libre expresión y la apropiación de su cultura y su región como herramientas para contribuir a la reconciliación.

“Son ciudadanos que pueden contribuir mucho al desarrollo de sus municipios a través de un sentido de pertenencia y relacionamiento con las instituciones que operan allí”, subrayó Contreras.

Plataforma que cumple sueños

Desde conocer otras regiones del país hasta alcanzar el logro de toda una vida, el proyecto ‘Voces de la Esperanza’ ha permitido que varios niños completar habilidades que ya conocían, sino también convertirlas en un proyecto de vida sólido.

Es el caso de Karen Monroy, una de los 70 niños de Cartagena del Chairá que se ha visto beneficiada por el proyecto de Batuta. “Luego de seis meses en el proyecto, he podido seguir mi sueño de ser cantante, y eso me ha gustado mucho”, aseguró.

Este trabajo no solo ha otorgado la posibilidad de resignificar las vivencias de los niños con la promoción de derechos fundamentales, diálogo y respeto, sino que también contribuye al desarrollo de pertenencia hacia sus municipios de origen.