.
INDUSTRIA

La alimentación sostenible, una alternativa para la salud humana y el medioambiente

martes, 27 de febrero de 2024

Datos para la mitigación del cambio climático

Foto: Banco Mundial, Iberdrola / Gráfico LR

Algunos emprendimientos y empresas ya ponen en práctica prácticas de producción más amigables con el medio ambiente y planeta

El cuidado del medio ambiente es uno de los temas más importantes para la humanidad. Si bien ya se siente el cambio climático, en Colombia se están adelantando iniciativas por parte de emprendedores, grandes empresas y hasta el gobierno para contribuir con el cuidado ambiental. Una de las estrategias es la alimentación sostenible.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés), la alimentación sostenible debe satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras mientras garantiza la salud ambiental, rentabilidad y equidad social.

Quiere decir, las empresas deben optar por generar prácticas productivas que no impacten tan severamente el medioambiente, pero los seres humanos tienen que cambiar sus hábitos, de manera saludable, y que contribuye a la conservación de los recursos naturales.

No se trata de volverse vegano, o restringirse de ciertos alimentos, todo en sus justas proporciones da grandes beneficios, en este caso tanto para los seres humanos, como para el planeta tierra.

En ese sentido, Colombia adelanta varios proyectos, donde se busca una buena producción de alimentos, primando la preservación del medio ambiente. Uno de estos es un emprendimiento llamado Tesoro de los Dioses, iniciativa creada por Edwin Perdomo, quien desde 2021 comenzó a cultivar cacao en la vereda Balsillas, del municipio de Ortega, departamento de Tolima.

Su producción ha impulsado a otros cultivadores en la zona, quienes han comenzado a implementar sistemas de riego por goteo y construcción de aljibes para no desperdiciar agua, además que la fumigación la hace manual y no por aspersión, evitando así que estos químicos se esparzan por todo el ecosistema.

Entre los beneficios de su cacao, al transformarlo en chocolate, por ser artesanal, tiene muchos otros beneficios, no solo para el medio ambiente, sino para la salud.

“El chocolate industrial para su elaboración tiene lecitina, emulsificantes, saborizantes y altos contenidos de azúcar, a diferencia del chocolate artesanal que únicamente contiene el cacao, la manteca de cacao, azúcar y leche”.

Esto le ha permitido producir otros alimentos, por ejemplo, la miel, pues el cuidado que tiene con su cultivo de cacao, y el aprovechamiento del sector al que se le evita deforestar, hace que sea una zona óptima para que las abejas se asienten y creen los panales, donde se extrae este endulzante.

“Se utiliza un fertilizante que se aplica directamente a la planta o se utiliza en el riego para evitar este tema de aspersión, porque si por ejemplo, para los parásitos que pueden dañar la planta, si se utiliza algún tema de aspersión, no solamente vamos a acabar con los parásitos de la planta, sino que también vamos a acabar con otras especies y también podríamos dañar las abejas, aunque el cacao no lo poliniza una abeja, sino un mosquito".

"En los cultivos no estamos utilizando nada que afecte el medio ambiente. Por ejemplo, para el control de la hormiga, utilizamos arroz combinado con cáscara de limón para evitar que la hormiga se coma el cacao y con esto también no afectamos el medio ambiente, digamos que la forma en la que hacemos los controles fitosanitarios para no afectar el entorno”, añade Perdomo.

A nivel industrial, Nestlé está desarrollando una línea de café, a través de su marca Nescafé, el cual se elabora con “agricultura regenerativa”. Allí se pretende tener un enfoque en el cuidado del suelo y el ecosistema en general.

De hecho, el proyecto hace parte de una estrategia que contribuye a la sostenibilidad de los sistemas de producción de café y su resiliencia frente a la variabilidad climática.

“Desde Nescafé ya venimos implementando acciones en este sentido y eso ha permitido que, por ejemplo, hoy el 100% del café que usamos para nuestra línea Nescafé Artesano provenga de fuentes responsables. Este mismo camino es el que estamos adelantando con todo el café de nuestro portafolio” explicó Rosa María Cordero, directora de negocios de cafés para Nestlé Colombia.

A nivel estatal, el gobierno de Suiza y Colombia tienen un programa llamado “Colombia más Competitiva”, que entre sus iniciativas tienen una línea de desarrollo de helados elaborados con frutos de los bosques tropicales, llamados Selva Nevada.

El programa acoge a unas 500 familias, las cuales cosechan y cultivan las frutas, evitando que estos bosques sean destruidos por las labores de ganadería, monocultivos o cultivos ilícitos.

“El proyecto contribuye al desarrollo de las regiones a través de las asociaciones que se encargan de recolectar y transformar estos frutos. Además, fortalece las capacidades para no deforestar el bosque, logrando aprovecharlo de forma sostenible”, explicó Carlos Ospina, especialista de ingredientes naturales y bio economía de Swisscontact para Colombia más Competitiva.

Aunque estos helados se comercializan en Colombia, la idea es que se distribuyan en mercados internacionales, especialmente Estados Unidos y Europa.

Al igual que estas, hay muchas iniciativas que buscan contribuir con el control del impacto ambiental, pero si los consumidores no cambian o regulan ciertos hábitos, será muy complicado que todos estos proyectos alcancen su objetivo ambiental.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Responsabilidad Social 16/04/2024 Las empresas en Colombia que se dedicaron al empleo de mujeres cabeza de hogar

En Colombia estas mujeres desempeñan un papel crucial en la estabilidad y el desarrollo tanto de sus hogares como de sus comunidades.

Ambiente 16/04/2024 La ONU lanzó alertas por las metas de sostenibilidad empresarial en la agenda 2030

Las entidades encontraron que los avance aún son insuficientes para garantizar el logro de los umbrales en la agenda de 2030