.
EDITORIAL

Petro debe dar línea sobre inflación y tasas

jueves, 30 de junio de 2022

La variación de precios y las tasas no saben de cambio presidencial, por tanto, el Presidente Electo debe apurar su hoja de ruta para bajar la carestía de alimentos y créditos elevados

Editorial

Tan importante es en esta coyuntura el nombre del ministro de Hacienda como el de Agricultura porque la economía global y doméstica experimentan duros rebrotes inflacionarios y consecuentes alzas en las tasas de interés en los bancos centrales que buscan apalearla. Los alimentos han venido subiendo 20% en promedio durante el primer semestre, con leves reducciones por las lluvias, pero muy por encima del promedio del Índice de Precios al Consumidor, que casi llega a 10%; entre tanto, la única herramienta usada por la Junta Directiva del Banco de la República, ha sido subir las tasas casi a un punto mensual desde el fin del año pasado, elevando el costo del dinero hasta 6% para lograr reducir la inflación.

La paradoja es que subir las tasas de interés al sistema financiero de manera tan rápida ha hecho que los bancos le transfieran o trasladen esa decisión inmediata a los consumidores: la tasa de usura supera 30%, a la cual se pegan las tarjetas de crédito; las hipotecas y el leasing no están en menos de 10% y los créditos rotativos promedian 20%; eso sin nombrar las tasas que se aplican al microcrédito, que escandalizan con pisos de 25% y techos de hasta 45%. Y no hay otra manera legal y ética de trabajar, hacer un capital y conseguir un patrimonio, que con las deudas, pero esa doctrina básica pareciese olvidarse cuando el sistema bancario encarece sus préstamos para atajar un problema de variación de precios de carácter global.

La Reserva Federal, el Banco Central Europeo y entidades similares, han emprendido el camino de subir y subir sus tipos para apaciguar una resurrección de precios inevitable como consecuencia de la pandemia. La ciencia económica debe trabajar en una inevitable entelequia que precipita a los codirectores del Emisor a subir las tasas automáticamente para evitar algo inevitable, una manera de alcanzar una situación perfecta e ideal de normalización de tasas que solo existe en la imaginación de los textos académicos. Inflación alta más tasas elevadas son elementos indeseables en un cocktail explosivo en términos de frenar una economía que crece a pesar de todo, de la mano de los buenos precios del petróleo, pero que tiene en el consumo de las familias un motor que no existía antes.

Es bien complicado que este año la variación de precios esté por debajo de 10%, pues es ineludible que el gobierno entrante tenga que seguir subiendo el precio de los combustibles para no crecer el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, al tiempo que debe apurar estrategias para sustituir importaciones de alimentos, desatendiendo que uno de los componentes fundamentales en la formación de los precios de la canasta familiar es el transporte y la logística de traslado de los productos de las huertas y cultivos a las centrales de abastos. La inflación es de alimentos sustancialmente y el Presidente electo debe dar premura al nombramiento de su ministro de Agricultura, que debe estar enfocado a la producción agropecuaria para aliviar las necesidades básicas de las familias, mientras que el demorado nombramiento del ministro de Hacienda debe enviarles un mensaje contundente a los codirectores en materia de tasas, pues por más independiente que sea la Junta, es él quien la preside; además, ¿cuál independencia? si son puestos en esos cargos por el Presidente de turno.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 13/08/2022 Primera semana con muchos frentes abiertos

El Presidente Petro cierra su primera semana de gobierno con varios frentes de trabajo abiertos cruciales para el país y que requieren máxime atención por parte de todos los actores

Editorial 12/08/2022 La tributaria, un espacio posible de concertación

El articulado tributario presentado por el Gobierno ante el Congreso cambia algunos planes empresariales, pero puede ser un espacio de diálogo para construir un futuro

Editorial 11/08/2022 El grueso de los impuestos viene de las empresas

La tributaria mantiene en 35% el impuesto de renta para las empresas, pero limita los beneficios y estímulos, que no podrían exceder de 3% anual de la renta líquida ordinaria

MÁS EDITORIAL