.
EDITORIAL La otra economía que viven las empresas
martes, 13 de junio de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Las 1.000 empresas más grandes aumentaron utilidades en uno de los años de menor crecimiento. Ojalá la lección se repita en 2017

En el primer semestre del año lo que hemos visto de la economía colombiana son datos pesimistas que incluyen un crecimiento incipiente para el primer trimestre de 1,1% y una proyección anual aún peor, pues no se espera que supere la cifra de 2%. El dato inflacionario tampoco entusiasma, pues a mayo  la variación obtenida fue 4,37%, lejos de la meta de 4%; y a esto se le pega el consumo, que nada que levanta cabeza, pues en los hogares apenas creció 1% y según la última encuesta de Fenalco, 25% de los comerciantes aseguraron que vendieron menos en el quinto mes del año. Este panorama es realmente  el lastre que Colombia arrastra de 2016, un periodo en el que las cosas no fueron para nada positivas ya que la economía nacional registró un crecimiento de 2%, el más bajo desde 2009 (1,7%). El dato fue significativo porque la desaceleración fue de 110 puntos básicos con respecto al crecimiento de 2015 (3,1%) y todo eso en medio de una inflación que cerró en 5,75%.     Teniendo este telón de fondo, no solo sorprende que las 1.000 empresas más grandes de Colombia hayan tenido el año pasado resultados operacionales tan positivos, sino que además son una muestra de la otra economía que viven las compañías del país, una en donde las cosas parecen que no van tan mal.    Según la Superintendencia de Sociedades, las primeras 1.000 compañías de Colombia aumentaron ingresos en 5,07% al pasar de $481,3 billones en 2015 a $505,7 billones en 2016. Y si las ventas subieron, la utilidad neta lo hizo aún más. En 2015 las ganancias de este grupo sumaron $19,51 billones, cifra que el año pasado subió a $41,63 billones, lo que representó un incremento de 113%. El reporte indica que los buenos resultados son gracias a dos sectores: el de construcción y la recuperación de las actividades en hidrocarburos (principalmente porque Ecopetrol pasó a dar ganancias tras un año de pérdidas) y minería, algo curioso pues el año pasado  fue el sector con el mayor aporte negativo al crecimiento al contraerse 6,5% en el año y registrar un aporte de -19,2% al PIB total. Y qué decir de lo que le deparará este año con la cantidad de consultas mineras que están poniéndole un obstáculo al desarrollo de proyectos y, por tanto, de inversión. 

Después de los sectores minas e hidrocarburos y el de construcción, cuyas ganancias aumentaron el año pasado 129,98% y 108,33%, respectivamente, el listado de los demás sectores (seis en total) donde se mueven las 1.000 empresas más grandes de Colombia fue igual de positivo. Las empresas que operan en el sector agropecuario registraron un aumento de sus utilidades en 36%, luego sigue la manufactura, con 15,59%; comercio, con 13,13%; y, por último, está el rubro de servicios con un crecimiento de las ganancias de 6,11%.

En ingresos, solo uno de los seis sectores tuvo un descenso (minero e hidrocarburos con -3,51%), registrando el resto de las actividades incrementos en la facturación que se ubica el más alto en 14,59% (construcción) y el más bajo en 4,90% (servicios). 

Esta entrega que ayer dio la Supersociedades es más que un simple informe, es un mensaje esperanzador sobre el rumbo de la economía, una especie de luz al final de túnel que da una visión más optimista del país que tenemos y que muchos analistas no ven.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 18/09/2021 La sepultura del Doing Business es un precedente

Muy grave lo que pasó con la medición de la competitividad, encontrado por expertos, y que le puso final al informe Doing Business del Banco Mundial, una pérdida de credibilidad

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

MÁS EDITORIAL