lunes, 29 de octubre de 2018

Esta semana radicarán en el Congreso la iniciativa tributaria de Duque, hay poco tiempo para el debate y mal ambiente político

EditorialLR

Fieles a la tradición de las finanzas nacionales que reza que en promedio cada dos años el gobierno de turno radica un proyecto de reforma tributaria en el Congreso de la República, este miércoles 31 de octubre se cumplen un poco más de dos años desde que el exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas radicó la más reciente reforma. En ese momento el proyecto de ley comenzó su trámite el 19 de octubre de 2016, la socialización se dio un día después y las discusiones entre los congresistas se extendieron hasta el 4 de diciembre, es decir unos 45 días. Luego, el 5 de diciembre se hizo la presentación de la ponencia, la cual entró en el primer debate en las comisiones económicas y demás hasta el 7 de diciembre. Ya con la temporada navideña a flor de piel, la reforma Cárdenas entró en segundo debate el 19 de diciembre, dos meses luego de su radicación, con un Congreso a punto de iniciar sesiones extraordinarias; para el 26 de diciembre se hizo la conciliación del texto y tres días después el expresidente Juan Manuel Santos hizo la sanción presidencial. A un día de terminar el año se publicó en la gaceta oficial y así logró en un tiempo récord de 50 días aprobarse el paquete que modificó, entre otras cosas, la forma como las personas naturales declaraban renta.

La nueva tributaria, que es la número 11 desde 2000, la lidera el ministro Alberto Carrasquilla en un nivel de desgaste también histórico, pues está por zanjar dos mociones de censura: una en la que el Senado la declaró improcedente y la otra en Cámara donde se espera que mañana tome una decisión en la misma dirección. En medio de este ambiente se radicará una propuesta que ya tiene competencia con la iniciativa de Cambio Radical y que el primer paso que adoptó fue el de quitar la palabra tributaria, por ley de financiamiento.

La propuesta está enfocada en hacer un cambio en el IVA, se cree que la tarifa no se modificaría de 19%, pero se contempla la posibilidad de ampliar la base de productos gravados; en este caso, de incluir artículos de la canasta básica que no pagan y llevarlos a la tarifa plena. De hacerse esto se haría una devolución del impuesto a las personas más pobres. Otro aspecto es el de disminuir la tarifa de renta a empresas a 32% a partir de 2020, además de brindar la posibilidad de que 50% del impuesto de 4 x 1.000 sea descontado en la declaración, con lo que se aliviaría la carga tributaria. En el tema de modernización tecnológica de la Dian, se espera aumentar el número de personal capacitado para la fiscalización y poner en marcha el tema de la factura electrónica. También se ha hablado de normalización tributaria, gestión y fiscalización. Finalmente, en la propuesta recurrente de todas las reformas: el ataque frontal de la evasión, la propuesta hasta ahora planteada es la de cárcel a los evasores y menos descuentos que no ayudan a estimular el pago.

En resumen, no hay ambiente muy saludable para el debate y aunque el Gobierno se ha mostrado angustiado por los $14 billones faltantes, la alerta no debería estar en rojo pues los buenos precios del petróleo juegan a su favor. Así, de aquí a final de año se hablará de reforma tributaria, de impuestos y de crecimiento de la economía. Pero más allá de que sea el tema que se tomará la agenda política, legislativa y económica, hay que hacer un llamado a que pese a la escasez de tiempo (41 días) se haga un debate digno.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 20/10/2020 Es imperativo hacer que la economía crezca

Cuando las necesidades de inversión afloran y los problemas se multiplican, no hay camino distinto que unirse en torno al crecimiento de la economía para salir adelante como país

Editorial 19/10/2020 Dos frentes de lucha: pobreza y la precariedad

Es un hecho que la pobreza durante 2020 se va a disparar hasta 49% y que el país deberá atender a otros 10 millones de pobres, un frente de lucha económica que cambia la cartilla

Editorial 17/10/2020 La tecnología recorta la brecha de la precariedad

Así como el sector público avanzar en gobierno digital, el sector productivo debe de ir más allá y ayudar a recortar las distancias de satisfacción de los servicios prestados

MÁS EDITORIAL