.
EDITORIAL Es urgente un pacto por el crecimiento
miércoles, 8 de mayo de 2019

Para progresar como individuos, sociedad y como país entero, es necesario alcanzar un gran acuerdo por el crecimiento económico desde donde se pueda derramar bienestar social

LR

Lo que no se mide no progresa, reza el adagio popular y es el dicho que mejor se aplica al desarrollo económico de una persona o una nación entera. No se puede hablar de progreso si no hay una evolución cuantificable y aunque hay mucha polémica mundial sobre la hegemónica medición del Producto Interno Bruto, este sigue siendo el indicador más aceptado por las firmas calificadoras de riesgo y la banca multilateral para todas las economías desde su nacimiento durante la Gran Depresión en 1934, cuando el economista Simon Kuznets le presentó al Congreso de Estados Unidos su estudio titulado Ingreso Nacional 1929-1932, en el cual formulaba por primera vez el concepto de PIB. Nació como un indicador para medir los ingresos de la economía de un país y desde entonces ha sido ampliamente aceptado.

Desde ese momento cuando se habla de crecimiento se habla de Producto Interno Bruto o PIB, tendencia que ha sido criticada porque no abarca el bienestar de la gente, pero sin crecimiento no hay bienestar. Lo cierto es que el PIB mide la calidad del desarrollo de un país a partir de la cantidad de dinero que se mueve y brinda luces de control para gerenciar en qué se gasta. Es simple: si no hay dinero en las arcas públicas, no es mucho el bienestar que un país puede brindar. El PIB es el único termómetro aceptado que mira la actividad económica como un todo, que incluye consumo, industria, producción, ventas externas, entre otras variables que miran la verdadera dinámica que genera empleo formal, que, a su vez, es lo que produce satisfacción de necesidades básicas, lo que no es una cosa distinta que bienestar. Claramente el consumo juega un papel determinante en el crecimiento del PIB porque genera empleos. Hay un reto de cara a la modernización del PIB y es ampliar su espectro cuantitativo a otros indicadores cada día más influyentes como los ambientales y sociales que son tenidos en cuenta por las empresas que cotizan en las bolsas de valores. También se abre paso mirar más el Índice de Desarrollo Humano, basado en la esperanza de vida, el nivel de vida digno y la educación.

Hay otra batería de indicadores modernos que no son competencia del PIB, pero que se mencionan en todas las discusiones sobre el tema, por ejemplo el que mide la Felicidad Interior Bruta, basado en el disfrute, la salud, el tiempo disponible, el ambiente y hasta el disfrute del arte, toda una suerte de actividades que no serían posibles si las economía de los países que los promulgan no progresan o se desarrollan. El punto es que cada vez más se abre paso en Colombia que haya un gran acuerdo por el crecimiento económico -tal como lo promulga Simón Borrero, fundador de Rappi y otros empresarios- de que lo importante es que la economía crezca más allá de un 3,5% para que más colombianos puedan salir de la pobreza y haya menos población susceptible de ser manipulada y utilizada por los violentos. Es un hecho que la pobreza y la desigualdad solo se vencen si hay crecimiento económico cuantificable, medible y aceptado por la banca multilateral o el sistema financiero global que financia proyectos. Comprometerse como sociedad a hacer subir la riqueza de la economía es más que un imperativo, es una responsabilidad de todos los líderes, ojalá esta idea que viene sonando, se convierta en un realidad pronto.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 17/09/2021 La calidad de la educación virtual pasa al tablero

Era un secreto a voces que la calidad de la educación virtual no era la mejor cuando hay mal internet, señal celular deficiente y pésimo seguimiento de los profesores a los alumnos

Editorial 16/09/2021 Un presupuesto histórico de más de $350 billones

A una tasa de cambio de $3.800, los $350 billones del presupuesto nacional para 2022 igualan el capital de los hombres más ricos del mundo, unos US$92.000 millones ¿Cómo hacerlo rendir?

Editorial 15/09/2021 Indicios de que la economía se recupera en firme

Demanda de energía, venta de carros y casas, despachos de cemento y uso de las tarjetas de crédito, son datos claros que pronostican una fuerte recuperación para el fin de año

MÁS EDITORIAL