.
EDITORIAL

El ejemplo de los banqueros y los generadores

lunes, 13 de marzo de 2023

Bajar tasas de interés para los consumidores y proponer un techo para los servicios públicos son ideas contracorriente en momentos de crispación entre gobierno y sector productivo

Editorial

Dos hechos importantes: el primero, la Junta Directiva del Banco de la República ha venido subiendo las tasas hasta un nivel de 12,75% para controlar la inflación que va en 13,28% anualizada, sin ningún éxito; y el segundo: el Presidente de la República trató infructuosamente de intervenir las tarifas de los servicios públicos para morigerar su escalada de 20% anual, que es uno de los costos que más influye en la variación de precios.

Todo en un ambiente de crispación entre los gremios de la producción y un Gobierno que ya completó sus primeros siete meses, tiempo durante el cual se han experimentado algunos enfrentamientos sobre la manera de ver y entender el modelo económico del país.

Una mirada, la de la administración actual, es de un Estado más fuerte que gestione y ejecute algunas actividades hoy prestadas por empresarios privados o mixtos, y dos, un sector productivo mucho más competitivo que entiende el Estado un garantizador de las reglas de juego y de la libre competencia en donde el gran ganador sea la sociedad y el consumidor.

Caen en un craso error quienes ven a los empresarios como los contrincantes del Gobierno Nacional, una suerte de opositores que le ponen palos en la rueda de las ideas políticas y los suben al ring del escenario político, un escenario en donde la actividad empresarial puede ser satanizada y culpabilizarla de los errores que cometa el Ejecutivo en sus ideas de políticas públicas.

Valerosa la posición de los banqueros de ir en contravía de los codirectores del Emisor de subir las tasas de interés sin mayores justificaciones racionales de cara al consumidor y decidir competir bajando las tasas de interés para los cuentahabientes de tarjetas de crédito con cupos diferenciados, además de abrir el frente de batalla o competencia en el valor de los préstamos para vivienda de interés social financiada por los mismos bancos, un par de acciones que movieron el mercado y que seguramente traerá sus frutos antes de que termine el primer trimestre, es una manera de contribuir con la economía de las familias y de no dejar caer el consumo.

Los cupos de las tarjetas de $4 millones es el más popular en el mercado y sus beneficiarios, quienes más tenían parada la tarjeta; sin duda una gran jugada que debe aplaudirse. Y es una manera estratégica de cambiar el juego de quejarse por el Gobierno y más bien ponerse del lado de las familias consumidoras.

La misma jugada la hicieron los generadores, o al menos uno de los más importantes, Isagen, que en lugar de quejarse por la intentona del Gobierno Nacional de tomar el control de tarifas propone un techo para los servicios públicos en la Bolsa de Energía y la titularización de las deudas. Una cosa es sentarse a esperar qué hace el Gobierno actual y criticar y otra muy distinta actuar de manera consciente y más constructiva.

También se puede destacar lo que han hecho los ganaderos con las tierras que le han ofrecido al Ministerio de Agricultura y los pasos en ese sentido de hacer una reforma agraria comenzando con una bolsa de tierras.

A cuatro meses de completarse el primer año, que no propiamente fue de luna de miel, y a cuatro meses de terminar la primera legislatura, las cargas se van equilibrando y se empieza a ver quiénes construyen país y quiénes viven generando conflicto para buscar culpables de su ineficacia. Bien por los banqueros y los generadores.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 28/02/2024 Recesión quiere decir menos impuestos

El Ministerio de Hacienda debe darse cuenta de que la recesión por la que atraviesa el sector productivo, tras varios meses en rojo, ya se empieza a reflejar en el recaudo de impuestos

Editorial 27/02/2024 S.O.S. por las obras de infraestructura

El Túnel del Toyo y la Ruta caribe II, entre otras obras de infraestructura no se pueden parar porque el Gobierno de turno no ha hecho los números, el país no se puede detener

Editorial 26/02/2024 La economía puede sentir la inseguridad

Colombia no solo percibe, sino que siente la ola de crímenes que estremecen al grueso de los pueblos y ciudades; sino se hace algo estructural, la situación se suma a la recesión