Alrededor del mundo los tapabocas han empezado a escasear, sin embargo, para la protección diaria, los de tela son una buena opción

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Desde antes de que el Gobierno implementara el uso obligatorio de tapabocas en espacios como el transporte público para la población en general, estos elementos ya no se encontraban en el mercado, razón por la que muchas personas debieron buscar cuáles son las mejores maneras de fabricarlo en casa. Sin embargo, en este proceso surgen muchas preguntas sobre cuáles son las telas recomendadas y qué diferencias tienen estas opciones con los nombrados N95 o las mascarillas quirúrgicas.

Para responder estos interrogantes LR habló con varios expertos que dieron algunas recomendaciones para la fabricación, y además, el uso adecuado de este implemento, que según estudios de Yale puede disminuir los contagios en un 10% en promedio.

En primer lugar explicaron que si bien el N95 y otros similares, que se reservan para profesionales de la salud, evitan el paso de 95% de elementos y partículas muy pequeñas, estos solo se aconsejan para estos profesionales, porque pasan más tiempo en contacto con el virus y están expuestos incluso a gases que se pueden producir, por ejemplo, cuando entuban a alguien.

Por eso, para las personasen su rutina normal, según Julián Fernández, médico infectólogo y profesor de la Universidad del Norte, “solo hace falta una barrera física para protegerse puesto que este, en entornos normales, se transmite es por medio de gotículas, es decir, gotas muy pequeñas que se pueden frenar con tapabocas de tela”.

LOS CONTRASTES

  • Juan Pablo Murillo Diseñador de moda colombiano

    “Esto es una oportunidad de reinventarnos, apoyar a la industria y además a la sociedad en medio de esta crisis. Esto no es lucrativo y gran parte de los ingresos los donamos”.

  • Luis Jorge Hernández Profesor y médico de la U. de los Andes

    “El tapabocas debe adherirse a la cara y debe hacer pruebas de presión positiva y negativa en las que si sopla el tapabocas se infla y si toma aire, este se pega a la cara”.

Según los expertos, el mayor beneficio de obligar al uso de tapabocas es proteger a los demás en caso de que una persona esté enferma o sea asintomática.

Por esta razón, el médico y profesor de la Universidad de Los Andes, Luis Jorge Hernández también aseguró que telas, con ciertas características, pueden ser una buena barrera de protección e igual agregó que el tener un tapabocas no es un seguro infalible, por lo que es importante mantener el distanciamiento y estar lavándose las manos.

El Ministerio de Salud también dio algunas recomendaciones sobre materiales, la manera de realizarlo y los cuidados generales (ver gráfico). Con el material, se especifica que este debe ser un elemento filtrante: tela no tejida de polipropileno y poliéster y/o pellón de grosor medio (F800, A500 o #87) y se debe contar con hilos y cintas elásticas limpias. Además, antes de realizarlo, se debe desinfectar el lugar y lavarse las manos.

Esto quiere decir que una tela más gruesa y tejida es más efectiva para crear una barrera que un material más delgado y suelto, explicó Linsey Marr, profesora de ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech a The Wall Street Journal, quien agregó que “una sudadera pesada o una toalla de cocina es mejor que un pañuelo”.

Sobre las recomendaciones generales de uso Hernández agregó que siguen siendo las mismas: no tocar la parte frontal del tapabocas; si se moja se debe botar o lavarse en caso de que sea de tela; se debe cambiar durante el día; si es de papel se debe botar una vez usado, y siempre lavarse las manos antes y después de ponerlo o quitarlo.

Respecto a la duración, los expertos coinciden en que los profesionales solo tienen un uso, al igual que los de papel; mientras que los de tela son lavables y resisten hasta por 15 días.

Finalmente, el Wake Forest Baptist Health también reseñó que las máscaras de mejor rendimiento estaban hechas de dos capas de algodón pesado con un conteo de hilos de 180 o más y también tuvieron un buen rendimiento las de doble capa hechas con una externa de algodón y una interna de franela.