El restaurante cocina todos los platos a leña y cambia el menú cada 15 días para mejorar la experiencia de los comensales

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Prudencia es un restaurante ubicado en el centro de Bogotá que ofrece una experiencia única a los comensales que los visitan, ya que pueden ver en vivo cómo se prepara cada parte de su plato en leña y al lado de su mesa. La especialidad: platos tradicionales.

“Nuestra filosofía culinaria siempre ha sido la comida campesina, pero de varias partes del mundo. Esto no es comida occidental ni europea, sino global y nos enfocamos principalmente en las técnicas culinarias de cocinar con leña; todo pasa por un proceso culinario de cocina con leña en vivo. La leña que usamos es recolectada por un programa muy consciente de reforestación en la que por hectárea talada se deben haber sembrado cinco hectáreas más”, explicó Mario Rosero, propietario y chef del lugar.

El local fue reconocido por los Travellers’ Choice 2020 que entrega Tripadvisor a los restaurantes más populares entre los visitantes y entre los aspectos más nombrados en las reseñas resaltan el ambiente el lugar, el olor y la experiencia gastronómica como única; además del excelente servicio a la mesa. Tienen hornos y parrillas de diferentes estilos que se los comensales pueden conocer desde la mesa.

Meghan Flanigan es la esposa de Rosero y juntos dirigen el restaurante que cada 15 días cambia su menú de ocho pasos para brindar a los visitantes siempre una experiencia diferente. Cada persona que va a Prudencia come lo mismo, el menú es igual para todos los comensales por lo que tienen la oportunidad de comer ocho preparaciones diferentes, haciendo este un recorrido único de las posibilidades de la cocina con leña. “La propuesta ha sido extender nuestro menú”, agregó Rosero.

Por bioseguridad solo reciben 20 comensales al día de viernes a domingo, quienes deben hacer una reserva pues trabajan a puerta cerrada. Las mesas las usan una vez por día y se desinfectan.

Ensalada de cubios con puré

Este plato busca resaltar uno de los ingredientes más icónicos de la gastronomía boyacense, los cubios. Una ensalada de cubios con puré de kalamata y cidra, y una crème fraîche de rábano picante.

Ahuyama y pollo orgánico

Buscan contar con el mejor pollo orgánico en este plato, que se acompaña de ahuyama. El pollo está en grill en hestia con maíz y zucchinis salteados en mantequilla de azafrán.