El proyecto más avanzado estaría en Medellín, sin embargo, hay empresas como Cinemark que descartan la opción del autocinema

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

El Presidente de la República, Iván Duque, aseguró el jueves que es posible que la vida social como la conocemos tarde por lo menos 18 meses en volver a la normalidad, lo que significa un gran golpe para las empresas de espectáculos que quedan por fuera de esas actividades de primera necesidad que podrían empezar a abrir con algunos planes de contingencia después del 27 de abril.

Ante esta panorama, la industria del cine debe buscar opciones para generar flujos de caja y los autocinemas, una tendencia fuerte a finales del siglo pasado, vuelve a resonar en la como una alternativa.

Ahora, no sería una gran idea para todos, ya que según expertos es difícil que mitigue las ventas que generan más de 1.217 salas de cine que hay a nivel nacional, según el reporte de la industria cinematográfica en Colombia a 2019, y que reciben a más de 74 millones de espectadores que dejan $660.000 millones de box office.

LOS CONTRASTES

  • Pablo UmañaPresidente general de Cinemark

    “Las compañías exhibidoras de cine tienen muchísima presión para poder subsistir. Arriendos, salarios, impuestos y servicios públicos las están ahogando”.

“La industria de los exhibidores de cine es de los sectores más golpeados de la economía. Es de los primeros jugadores que tuvo que cerrar operaciones, no tiene ninguna posibilidad de hacer ventas online y será de los últimos jugadores en poder regresar a operar. El regreso depende además de que la situación en Estados Unidos se normalice”, dijo Pablo Umaña, presidente de Cinemark al referirse también los estrenos y nuevas producciones frenadas y aplazadas.

Sin embargo, y pese a que no sería en las magnitudes esperadas hay algunos proyectos sobre la mesa. Luis Guillermo Sosa, agente cinamatográfico, señaló que ya hay un exhibidor nacional trabajando en un proyecto de autocine y esperan que después estudios esta sea una opción viable. El proyecto se haría en Medellín y tendría una capacidad para 100 carros, se utilizarían los mismos proyectores que ya hay en las salas y el sonido se transmitiría por medio de frecuencia radial.

Sobre el tema Procinal, aseguró que han tenido varias propuestas y que por el momento las están evaluando todas para ver cual es la más viable y sostenible.

Sin embargo, Umaña afirmó que los autocines “no son una solución, sino como una aspirina para el enfermo de cáncer”.

En cuanto a Cine Colombia, LR intentó comunicarse con la compañía, pero al cierre de edición no hubo respuesta.