La producción estaría lista para la primera semana de junio y podría estar en los teatros de cine en agosto si estos están abiertos

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

El director de cine colombiano Harold Trompetero esta a cargo de una producción hecha 100% con teléfonos celulares, desde la casa de los actores, que espera analice las nuevas realidades que se viven en medio de la pandemia de covid-19. LR habló con el director para conocer los detalles del proyecto que arranca hoy.

¿De qué se trata el proyecto?

Desde que empezó la cuarentena la industria audiovisual ha estado totalmente parada y hay mucha preocupación por cuáles serán los protocolos y cómo se va a retomar la actividad, sobre todo en los dramatizados. Por esto, en este tiempo junto con muchas personas hemos estado pensando qué podemos hacer.

Me llamaron a hacer una campaña de publicidad desde el Gobierno para hablar de cómo volver a salir con cuidado a la calle. Pero teníamos el gran problema de que no podíamos salir a grabar; entonces yo le propuse al equipo que lo filmáramos con celulares, lo hicimos así y salió muy bien, nadie salió de sus casas y todo lo hicimos por internet; entonces dije “esto puede servir para una película”.

¿Cómo se pone en marcha?

Estando en la búsqueda de cómo hacerlo me puse a pensar que el único lugar que quedaba para estar con uno mismo, para guardar sus secretos, para gritar, llorar, lo que fuera, y era en los baños. Le dije a mi equipo qué pasa si hacemos algo sobre todas esas cosas que estamos viviendo en los baños de nuestras casas. Escribimos la historia súper rápido, llamamos a unos actores, hicimos las pruebas de cómo funcionaría, se filmó y vimos que funcionaba de maravilla. Así, armamos un trailer y empezamos a mostrarlo para buscar recursos, mientras terminamos de escribir el guión y nos lanzamos con nuestros propios recursos a hacerlo; a la mitad del camino apareció Cine Color Colombia, que vio el proyecto y se sumaron.

LOS CONTRASTES

  • Gabriel HerreraCrítico y productor de cine

    “Toda la industria va a estar parada un tiempo debido a la situación, entonces pensar en una producción grande es casi imposible y el riesgo que se corre es grande”.

En la prueba inicial rodamos los 10 primeros minutos y estamos trabajando con un elenco de 20 actores, no nos hemos reunido nunca, nadie ha salido de sus casas y todo lo hemos hecho desde el celular.

¿Cuál es la historia?

Es una comedia. Esta película es para los cines y la hicimos para que la gente vaya a cine de nuevo; todo fue fríamente calculado y nos dimos cuenta que cuándo se retome muy probablemente los grupos de personas que van a ir no van a hacerlo con niños ni tampoco núcleos familiares, sino que va a ser un grupo un poco más maduro.

Creamos un guión con un humor picante, un poco más maduro y cuenta la historia de una serie de amigos, compañeros de la universidad que empiezan a tener toda la vida que tenían en la cotidianidad, pero desde sus casas. Los personajes empiezan unos y terminan siendo otros.

¿El que se grabe con teléfonos y que lo hagan los actores será un reto?

Creo que dadas las circunstancias se amerita que sea hecha con teléfonos y precisamente los de los mismos actores porque si no, no existiría una forma más práctica de hacerlo. Cuando estábamos haciendo el proyecto yo me leí una frase muy inspiradora de Charles Darwin que dice “en la evolución de las especies el que sobrevive no es ni el más inteligente ni el más fuerte, sino el que mejor se adapta a las circunstancias” y viendo todo lo que está sucediendo, yo creo que lo que tenemos que buscar es nuevas formas para hacer esto de manera diferente.

¿Cómo será la calidad?

Hemos mandado a hacer pruebas de calidad técnica de la imagen fuera del país y encontramos errores, hemos mirado cómo corregirlos y controlarlos. La calidad que hemos logrado es buenísima y uno no se da cuenta que es hecha en celular. En términos normales hacer esta película nos hubiese costado cinco veces lo que nos está costando hacerla.

¿Qué debe esperar quien vea esta producción?

Van a ver una comedia muy divertida de esto que estamos viviendo, será una película de una calidad estándar, muy buena, que no tendrá que envidiar a nada que hayan visto y tiene la particularidad de que se hizo en estas circunstancias.

¿En cuanto tiempo estará lista para ver en cinemas?

Queremos terminar las grabaciones en dos semanas y pretendemos tener lista la película para la primera semana de junio. Si todo sale bien, en agosto estaría la película en teatros.