El experto en felicidad Andrés Ramírez habló de su nuevo libro, en el que da cinco pautas para convertirse en un líder smile

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

El escritor colombiano y experto en felicidad Andrés Ramírez publicó su nuevo libro ‘Entre Rodaderos y Escaleras’ para hablar de la felicidad en las empresas y de las decisiones que se deben tomar para retener el talento. El texto tiene cinco consejos clave para ser líderes activos y que estén preparados para los retos que impone el mercado.

¿Qué tan arraigado está el concepto de la felicidad?

Lo primero es decir que hoy el mundo compite a escala global y para que las empresas puedan realmente tener los mejores talentos van a tener que transformarse. De hecho, ya en Colombia hay muchos ejemplos de empresas que se están transformando, que han cambiado, en las que les importa el cuidado de las personas, de manera que, si bien la felicidad como concepto en el mundo organizacional sí es muy nuevo, no lo es el tratar bien a las personas y cuidar la gente que trabaja para ti.

Toda la automatización que está teniendo la tecnología está reemplazando muchos trabajos que no requieren habilidades relacionales, humanas, trabajo en equipo, entre otros, pero justamente son estas las habilidades que requieren hoy las empresas. Precisamente por eso es que ese concepto de humanizar a las empresas y dedicarles espacio a los seres humanos es vital. Si pudiera resumir en algo, diría que liderar en una dictadura es muy fácil porque necesitas un látigo, pero liderar en una democracia tiene muchos retos pues debe inspirar.

¿Cómo poder aprovechar y realmente sacarle jugo a esas oportunidades?

El título del libro tiene mucho que ver con eso, siempre se llega a la encrucijada de la vida en donde se tiene que tomar decisiones. ¿Por qué soñar? Porque vale la pena aspirar a algo más, lo que pasa es que no se vale solo soñar, hay que trabajar y hacer los esfuerzos, especialmente las renuncias, cuando se elige algo se debe tener claro la renuncia que se hará para que eso suceda.

La vida presenta o una escalera que es una cuesta arriba que requiere de esfuerzo, dedicación y disciplina, pero también te presenta rodaderos que es el camino fácil. Yo diría que las decisiones fáciles complican la vida, mientras las difíciles nos dan una vida más fácil. Por eso ‘entre rodaderos y escaleras’, yo sugiero que escojamos las escaleras porque son las que nos llevan al bienestar real.

LOS CONTRASTES

  • Felipe OssaGerente general de la Librería Nacional

    “Este tipo de literatura se vende muy bien, lo que pasa es que ahora durante la pandemia las ventas han bajado, pero en general son libros muy atractivos”.

La satisfacción significa bastante acción y la insatisfacción significa poca acción. En un rodadero no se hace ningún esfuerzo, luego eso genera insatisfacción. En cambio, ninguna escalera tiene insatisfacción porque se hizo la acción o acciones suficientes para alcanzar las metas.

¿Qué es un líder Smile?

Primero hay que aclarar el liderazgo. Este inicia cuando yo lidero mi propia vida, yo soy libre cuando soy capaz de liderar mi propia vida; hay quienes creen que liderazgo es ser capaz de tener a otros a su cargo, pero muchas veces no somos capaces con nosotros mismos y este es un primer principio. Yo soy líder cuando me lidero a mí. Hoy el mundo liderado de manera remota exige confianza y si mi emoción es el miedo, el miedo rompe la confianza, la única emoción que genera confianza es la alegría. El miedo moviliza, por supuesto, pero no es la manera de liderar ahora.

El líder smile es humano, cercano, no le dedica las consecuencias de sus actos a la gente, pero siempre está para apoyar, para animar. Debemos pasar de un liderazgo autoritario que somete, a uno inspirador que se da con el servir.

Desglosemos los cinco tips para un líder smile, empecemos por soñar con propósito, ¿qué significa?

Hay dos palabras, lo primero es aprender a soñar, hay que atrevernos a soñar, pero para hacerlo hay que atrevernos a creer. En lo cotidiano yo los invito a que no seamos nosotros mismos quienes nos hacemos zancadilla a nuestros propios sueños con frases como ‘yo no puedo’ y permitamos ser persistentes. El propósito es cómo se le da significado y sentido a la vida hoy. Una misión, una meta o un objetivo son cosas que se pueden lograr, pero un propósito se vive, se trata de que lo que se haga tenga sentido pues el propósito da dirección, da lógica y cuando se tiene dirección y es lógico, hay propósito.

¿Cómo medir el potencial?

A mí me sorprende cuando alguien dice que admira a otro ser humano, porque lo único que me dice es que no lo conoce completamente. Esto del potencial no es lo que somos sino lo que podríamos llegar a ser. Todos podemos caminar hacia lo mejor o lo peor de nosotros mismo, lo maravilloso es que es una obra en continua construcción porque en el transcurso de la vida cada decisión nos hace sacar lo mejor o lo peor de nosotros.

Innove permanentemente, ¿cuál es la clave para hacerlo?

Esto tiene que ver con vivir con actitud de aprendiz, que es lo que nos dará las herramientas para sacar cosas día a día e ir progresando poco a poco en la vida, esos son los procesos evolutivos.

¿Liderar con el corazón?

Se trata de cuidarse para cuidar a otros, no se puede dar nada que no se tenga. Esto implica tener una conciencia plena de quién soy, de cómo me cuido, de cómo me amo. Un líder debería saber amar porque ahí está la razón de odiar un trabajo.

¿Cómo entregar resultados?

Hay que entregar todos los resultados y esto está de último porque los resultados son la consecuencia de un proceso que se adelanta día a día con cada actividad.