El arte de mezclar el ron, en cualquiera de sus presentaciones, es la tarea de un buen bartender, que se encargará de engalanar y exaltar la exquisitez

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

A través del Mar Caribe, atravesando con piratas y navegantes del siglo XVI llegó el ron a la región, una bebida alcohólica que con el pasar de los años se ha convertido en referente de clase y sofisticación para los paladares más exquisitos de la licorería mundial.

Los cultivos de caña de azúcar que se extendieron por toda la región del centro y sur América, dieron paso a las fábricas más grandes e importantes dedicadas a la producción del licor en todas sus clases. Allí, la mística, la naturaleza y la miel virgen de la caña de azúcar, se han fusionado para dar cuerpo y textura a cinco de los rones más exquisitos y reconocidos a nivel mundial.

Según Luis Alfonso Ríos, maestro ronero de la Industria Licorera de Caldas, existen cinco factores que hacen que un ron sea el mejor : usar la mejor agua manantial, que se destile con columna de rones, usar un barril de buena madera, el lugar donde se añeja con la temperatura y altura correctas, y finalmente, la experiencia de quien lo produce, allí es indispensable el estilo y el ingenio del maestro ronero para exaltar las características.

Encabezando el listado de algunos de los mejores rones de categoría mundial, esta el Ron Zacapa Xo Centenario, producido en el corazón del imperio Maya a 2.300 metros sobre el nivel del mar al suroeste de Guatemala.

Este ron se corona como el mejor en su categoría y su proceso de elaboración está marcado por la mezcla de un mix de rones envejecidos entre seis y 25 años y la utilización de barricas -barriles- previamente usadas para destilar whisky, coñac o jerez. Para Lorena Vázquez, master blender de Zacapa, el éxito de este licor está en la implementación del jugo de la caña concentrado o miel virgen.

El resultado, un licor con notas de chocolate e intenso aroma afrutado, que se posiciona no solo como el más exquisito, sino como uno de los mas costosos dentro del mercado.

Sobre la cordillera de los Andes, en Venezuela, próximo a las principales plantas procesadoras de caña de azúcar y al Parque Nacional Terepaima, que abastece las destilerías con el agua más pura de la región, se produce el Rum Diplomático, otro de los mejores del mundo.

En su categoría Prestigio, se fabrica el Single Vintage, una reserva exclusiva que se produce en cantidades limitadas y que se caracteriza por su ligero toque a especias, almendras y aromas de frutos secos. Además, es suave y completo y cuenta con un sabor que permanece en el paladar.

Colombia no se queda por fuera del listado que clasifica a las mejores bebidas espirituosas según la World Spirits Competition. Aquí se producen algunas de las reservas de ron más exquisitas del mundo: por ejemplo, el Ron Viejo de Caldas León Dormido, creación de Ríos, que con un valor cercano a los US$90 combina destellos dorados con notas de madera, frutos y miel, ademas de estar impregnado de notas de roble blanco colombiano, caramelo y canela.

Además, aquí también hay espacio para los nuevos sabores y Ron Parce, que se produce en La Tebaida, Quindío, y que solo es posible encontrar en tres aeropuertos del país, ha sido uno de los mas premiados por la competencia internacional y logró posicionar a Colombia como la nueva potencia del ron a nivel mundial.

Los más destacados cuentan su historia

Según Hugo Álvarez, maestro ronero de la Fábrica de Licores de Antioquia, el éxito del ron en el mercado depende de la claridad que tenga el productor sobre el carácter mundial de la bebida. Luego hay que entender que el ron viene acompañado de características, historias, de las raíces y de un plan de mercadeo a la altura del licor. Por ejemplo, en los rones de la categoría Súper Premium del Ron Medellín se escogen las materias primas más selectas del mercado, como mieles o melazas para ser combinadas con los aromas de la madera en barril y puestas al servicio del los mejores paladares.