La novela de RCN es una de las producciones que mayor rating ha registrado en los últimos meses y logró prender más televisores en las horas de la noche

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Pa’ Quererte es uno de los más grandes éxitos de este momento en la televisión nacional. La novela, que estaba en la franja premium de RCN, fue dirigida por Israel Sánchez quien contó los pormenores de la producción, el futuro de la historia y además los retos que se presentaron con la llegada de la pandemia.

¿Cómo surge la idea?

Inicialmente la idea ya estaba plasmada en Chile y Argentina y el Canal dijo adaptémosla a nuestro país. La idea es muy parecida, pero cambiaron algunas cosas ya que queríamos que fuera para el común y corriente del colombiano cansado de series de narcos.

LOS CONTRASTES

  • Gabriel HerreraCrítico y productor de cine

    “Comenzar producciones en estas circunstancias es muy difícil, hay múltiples limitaciones en cuanto a los espacios y el equipo con el que se graba, pero dependerá de protocolos”.

¿Cómo les ha ido? ¿Fue como lo que esperaban?

No pensé que fuera a ser así. El canal estaba teniendo dificultades para adquirir audiencia y cuando me llaman a hacer este proyecto y me contaron de qué se trataba pensé ‘esta hecho para mí’ porque además somos dos directores, con Catalina Fernández. El punto de vista de una mujer y un hombre para la historia era clave y fue acertado.

Pero, todos pensamos en hacerla muy bien para ganar audiencia, pero no lo que logramos, de hecho, el Canal estaba feliz, porque no fue audiencia que le quitáramos a la competencia, sino que prendimos más televisores. La gente se sintió muy identificada con las historias y todo se dio muy bien.

¿Qué fue clave en el éxito?

Yo creo que es el conjunto de muchos factores: todo el mundo le puso el mejor esfuerzo para sacar la historia; obviamente, el casting es clave en el éxito, y todos aportaron a cada uno de los personajes por lo que se hizo un trabajo muy exhaustivo.

¿El producto de hoy es lo que esperaron desde un inicio?

Cuando salió al aire en enero estábamos a un mes y medio de terminar la grabación, sin embargo, fue tanto el auge que a la semana de estar al aire las directivas del canal decidieron hacer un alargue. Se comenzaron a hacer unos cambios, pero no tan profundos. Aquí en Colombia la regulación para el trabajo de los niños es muy estricta y por ejemplo a la protagonista no la podíamos meter en todos los capítulos porque eso implicaba mucho más tiempo con ella. Eso es una limitación importante que tenemos en cuanto a la realización, pero la gente pedía más la presencia de la niña que causo un sentimiento muy favorable.

¿Qué tan difícil fue parar las grabaciones y qué tan pronto se podrán renovar?

Fue para todos una sorpresa y sobre todo porque nosotros no teníamos realmente un colchón muy grande.

Seguimos ahorita con los libretos, ya tenemos muchos escritos y no sabemos todavía hasta cuando tengamos la restricción. El canal esta trabajando en unos protocolos, pero igual nos toca empezar a pensar distintos porque hay escenas en las que necesitamos organizarnos para cumplir con las medidas de seguridad.

¿Habrá una segunda o tercera temporada?

No lo sabemos, no se descarta para nada, pero hay que ver, hay que ir mirando el día a día, pero no lo descartamos ni lo afirmamos hasta no saber en qué parará con la pandemia y en qué se encontrará económicamente el Canal. Además, no sé qué tan bueno sea planificar una segunda temporada después de tanto tiempo.

¿Cree que veamos un cambio en la audiencia nacional?

Hay público para todo, siempre ha sido así, lo que pasa es que ahora el público está aprendiendo a ver televisión. Cuando se comenzó a abrir el espectro la gente comenzó a ver otro tipo de historias a nivel internacional y hace que las cifras de rating bajen, además tenemos las plataformas de streaming.