En la cadena de valor son claves las plataformas a través de las que se realizarán los pagos y la vinculación con las empresas de logística

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

La pandemia y las restricciones que se han implementado para disminuir el contagio del virus han impulsado el comercio electrónico, el cual creció 65,7% entre abril y julio.

Así lo dio a conocer la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (Ccce) en el informe sobre el comportamiento del e-commerce en Colombia durante 2020 y perspectivas para 2021, en el que también indicó que entre julio y agosto se presentó una caída de 19% en las ventas.

Considerando la coyuntura, LR consultó qué es lo que se necesita para que un comercio pueda abrir su tienda virtual, pues esta es una manera de reactivarse económicamente.

Álvaro Andrés Morales, gerente de análisis económico de la Ccce, explicó que, en términos legales, para las ventas online no existen requisitos adicionales a los que se le exijen a un comercio físico.

“Se debe contar con el Registro Único Tributario (RUT) y contar con la cámara de comercio mercantil de la cámara de comercio local en la que se hayan registrado. Es decir, se debe estar formalizado”, indicó.

Morales resaltó que el primer paso para hacer ventas por medio del comercio electrónico es conocer que existen distintos modelos, de manera que se pueda escoger el que más se ajuste al negocio.

“Uno es por medio de un marketplace, que es como si uno vendiera en un centro comercial, otro es crear una tienda virtual, que es crear un sitio web transaccional, y un tercero es vender por medio de las redes sociales”, explicó.

El experto también indicó que hay otros dos modelos que son más de nicho. Uno es el de los domicilios digitales, que funcionan a través de las plataformas de economía colaborativa y que es muy utilizado en abarrotes o restaurantes, y el otro es el de hacer mercado online.

LOS CONTRASTES

  • Álvaro Andrés MoralesGerente de análisis económico de la Ccce

    “Con la tienda virtual el reto es darse a conocer porque hay que hacer un posicionamiento de marca y del sitio web. Lo que es distinto a estar en un marketplace”.

  • Luis Humberto JiménezPresidente de 4-72

    “Cualquier colombiano puede acceder al servicio esencial del correo. Les ofrecemos las tarifas más económicas del mercado. Pueden buscarlas en diario oficial”.

Para que un comercio físico traslade su negocio a una tienda virtual debe determinar cómo recaudará los pagos y cómo hará las entregas al cliente final.

En lo que respecta al cobro por las ventas, los comercios pueden tomar los servicios de las pasarelas de pago, que funcionan como una especie de datáfono virtual.

PayU y Placetopay, plataforma de pagos digitales de Evertec, coinciden en que para que el comercio pueda recibir pagos a través de estas es necesario que esté legalmente constituido como persona o como empresa.

“La vinculación se hace a través del sitio web de PayU. Se diligencia un formulario y se adjuntan los documentos legales y una certificación bancaria”, indicó Marcela Sierra, directora de operación de PayU Colombia, quien agregó que la plataforma constata que ofrezcan actividades lícitas, y la aprobación demora pocos días.

Desde Evertec indicaron que al conectar la tienda virtual con una plataforma de pago es importante que esta última cuente con PCI DSS (Payment Card Industry Data Security Standard), la máxima certificación en seguridad.

Otra opción es Wompi, de Bancolombia, que genera un enlace de pago que el comercio puede compartir por redes sociales o correo electrónico.

Por el lado de la entrega de los productos a los clientes finales, el comercio puede formar acuerdos con empresas de logística.

Julián Alarcón, facilitador nacional de soluciones corporativas de Servientrega, dijo que además de los documentos legales de la empresa, se debe llenar un formulario para la vinculación.

“Nos aseguramos de que estén organizados y, de acuerdo con sus necesidades, fijamos las tarifas, en las que les damos un descuento”, dijo, a lo que agregó que es posible que la alianza se extienda a créditos a pocos días y al cobro a los clientes con el pago contra entrega.

Por el lado de los requisitos que deben cumplir las tiendas virtuales que busquen aliarse con 4-72, deben tener una facturación mínima de $1 millón, y una constitución mínima de seis meses a un año.

Por último, Morales destacó que la atención al cliente también es muy importante, así que se deben dar los canales para que se le resuelvan sus dudas y se mantenga su satisfacción.