.
INFRAESTRUCTURA El Tranvía de Medellín ya lleva 70% de su construcción total
jueves, 16 de octubre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Estrada Ciro - jestrada@larepublica.com.co

El proyecto del Tranvía de Ayacucho ha transcurrido con normalidad y en cumplimiento de la agenda, sin embargo, como toda obra ha tenido sus retos, por eso el Profesional de Gerencia de Planeación Metro de Medellín, Alexander Jiménez, le dijo a LR que el desafío ha estado en la reubicación de las redes, por lo que están trabajando para no causar ningún inconveniente entre los habitantes cercanos.

“El mayor reto del proyecto es la reubicación de las redes, esto es lo que más molestia genera en las personas que viven a los alrededores, porque son redes que se deben trasladar con mucho cuidado, por ende se tiene que hacer un trabajo muy delicado y que lleva un tiempo prudente”, sostuvo Jiménez.

En este momento el proyecto lleva 70% de la obra, de hecho ya llegó el segundo de los 12 tranvía que harán parte del sistema de movilidad.

Este año llegarán tres coches más y para el 2015 se espera la llegada de los siete restantes.

El sistema de transporte movilizaría entre 80.000 y 90.000 personas por día cuando llegue al tope de su operación.

La obra, incluyendo los dos cables que complementan el sistema del tranvía, tiene un costo de $670.000 millones, recursos que, según lo ha reiterado el alcalde, Aníbal Gaviria, son en su totalidad de la administración municipal.

Cada tranvía tiene capacidad para 300 pasajeros, un largo de 40 metros y un ancho de 2,2 metros. Operan con energía eléctrica, tienen ruedas neumáticas y cuentan con accesos para personas con movilidad reducida.

Además, tendrá un recorrido de 4,3 kilómetros y contará con nueve estaciones entre el Centro de la ciudad y las comunas 8 y 9, en el Oriente.

En cuánto a los dos cables que van a alimentar el tranvía llevan un avance de 15% y se espera que estén listo en noviembre del próximo año.

El proyecto en total se espera que esté terminado en marzo del otro año y a partir de julio se iniciarán las pruebas con los usuarios para ver que tal es el funcionamiento.

Según Jiménez, además de la movilidad que tendrá la ciudad, los usuarios tendrán un ambiente mucho más limpio.

“Este es un sistema que representa unas condiciones de movilidad mucho más limpias que las que tenemos actualmente, tendrá múltiples beneficios para la calidad de vida de las personas debido a que tendrá un aire más puro porque es un sistema eléctrico, beneficios económicos porque pueden ingresar a todo el sistema integrado de transporte con una sola tarifa establecida, no tiene costo adicional y el tiempo del trayecto será mucho más corto, así podrán disfrutar de otras actividades y su familia”, explicó Jiménez.

A futuro, según lo ha señalado la empresa Metro de Medellín, la idea sería conectar el tranvía con el túnel de Oriente, para llevarlo al aeropuerto y al Valle de San Nicolás de Rionegro. La última estación del tranvía se llama Oriente, porque estaría a 3 kilómetros de la boca del túnel.

Los tranvías, una vez vayan llegando, serán sometidos paulatinamente a distintas pruebas y se guardarán en la estación Miraflores. El primer tranvía que llegó a la ciudad es usado para las labores de formación de usuarios. Hasta Miraflores han ido diversos grupos de interés a conocer el vehículo y la forma en que serán usados en el futuro cercano.

El primer Tranvía llegó el 6 de julio
El primero de los 12 tranvías llegó a los talleres del Metro, en Bello, el 6 de julio, luego de que había partido en barco el 4 de junio de Francia hacia el puerto de Amberes (Bélgica) y llegó a Cartagena el 16 de junio. El tranvía tiene cinco módulos articulados, pero por efectos del transporte deben dividirlo en dos partes. La movilización entre Cartagena y Bello duró cuatro días. En la estación Miraflores del tranvía, Oriente de Medellín, se realizó allí el acto de entrega oficial.