La entidad señala que los principales retos de los países serán el crecimiento económico, incrementar la deuda y la recuperación fiscal

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Los países de América Latina, que se han visto afectados a gran escala por el covid-19, en materia económica y en número de contagios, ahora tienen el reto de encaminarse a la recuperación, y para lograrlo buscar fuentes de financiamiento será muy necesario.

“Varios países de América Latina están saliendo a buscar recursos para atender sus necesidades de liquidez y atender de manera efectiva la crisis provocada por el coronavirus. Esto ha llevado a una situación de competencia por los fondos o los recursos que están disponibles para que los inversionistas adquieran y hay un entorno de alta competencia por esos recursos”, explicó Juan Nicolás Garzón, docente de ciencias económicas de la Universidad de La Sabana.

Al respecto, la empresa financiera S&P Global Ratings realizó una actualización del escalafón de soberanos globales de América Latina, para identificar los riesgos de pago de deudas con los que cuentan los países de la región.

Siendo AAA la calificación más alta dentro del ranquin, algunos países de la región oscilaron entre la A y la B: Chile obtuvo A+; Perú, BBB+; Bolivia, B+; México, BBB, Colombia BBB- y Brasil BB-.

En el caso de Colombia, S&P Global señala que la caída en los precios del petróleo debilitó el perfil externo que tenía el país, además, las medidas de aislamiento social y las cuarentenas obligatorias ocasionarían una contracción en la producción de este año lo que incrementaría la incertidumbre de un crecimiento a mediano y largo plazo.

En caso de caer más allá del BBB- los países podrían entrar en la especulación o un riesgo de default financiero, como el que ha sufrido Argentina en los últimos años. Precisamente, ese país obtuvo CCC+, Belice, también obtuvo la misma calificación.

“Algunos países, entre ellos Colombia, están en riesgo de eventualmente llegar a perder el grado de inversión y entrar a grado especulativo, lo cual afectaría o deterioraría la condición de la deuda colombiana y de los otros países de la región”, añadió Garzón.

Para la empresa que realizó el análisis, los retos clave que deberán enfrentar estos países durante la pandemia y después de ella será la búsqueda de un crecimiento financiero, tener una recuperación fiscal y vivir con una deuda mucho mayor, y buscar una respuesta política a la crisis.