Dos de las farmacéuticas que están en la carrera por la cura contra el covid-19 anunciaron que sus modelos tienen 94,5% y 90% de efectividad

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

La semana comenzó con buenas noticias en la lucha global contra el covid-19, pues Moderna, una de las farmacéuticas en la carrera por la cura, anunció que su vacuna tendría 94,5% de eficiencia, una cifra superior a la de Pfizer y BioNTech, que tendría 90% de validez, y fue anunciada hace unos días.

Bolsas, gobiernos y hasta petroleros celebraron la noticia que siembra el optimismo para erradicar el virus chino. Sin embargo, hay diferencias entre ambos proyectos. La primera, y una de las más relevantes, sería la necesidad de refrigeración durante su distribución entre países.

La versión de Pfizer requiere de temperaturas de -70 grados, algo así como el clima durante un invierno antártico; y puede durar hasta cinco días en un refrigerador comercial estándar.

Por su parte, la de Moderna no requeriría un sistema ultrafrío de refrigeración. La farmacéutica espera que pueda resistir a una temperatura estándar de un refrigerador, es decir, entre dos y ocho grados centígrados por hasta 30 días. Además, podría durar almacenada hasta seis meses a -20 grados.

“Aun cuando la incertidumbre actual nos hace anhelar un 100% de certeza, los distintos avances en la efectividad de las vacunas empiezan a allanar el camino de salida para esta contingencia mundial”, comentó Johan Caldas, docente de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana.

La noticia de Moderna tomó por sorpresa al mundo entero, y en especial al mercado bursátil, pues en Wall Street se llegó a nuevos máximos históricos del Dow Jones, subió 1,6% y el S%P, escaló 1,16%. En Europa pasó lo mismo y el Stoxx 600 creció 1,18%

Ayer, por ejemplo, las acciones de Moderna, superaron US$98 al crecer más de 10,20% durante la jornada; una cifra similar a la de Pfizer cuando hizo su anuncio. Ese día sus especies superaron US$39 y crecieron más de 7,7%. Los principales índices de EE.UU. también cerraron en récords máximos por el positivismo.

“Estamos un paso más cerca de brindarles a las personas de todo el mundo un avance muy necesario para ayudar a poner fin a esta pandemia mundial”, comentó en su momento el CEO de Pfizer, Albert Bourla.

El líder de la farmacéutica comentó que para la distribución de la vacuna se requieren otros pasos más allá de conocer la eficiencia de su modelo, con lo que se espera que en los próximos dos meses se pueda avanzar con los requisitos que faltan.

LOS CONTRASTES

  • José Miguel SánchezDecano de Economía de la Universidad Católica de Chile

    “Las expectativas juegan un rol crucial en la economía y los agentes económicos están muy ansiosos y esperanzados en tener la vacuna pronto porque, de verdad, es la única solución a la pandemia”.

  • Humberto GarcíaEconomista y docente de la U. Militar Nueva Granada

    “Las razones para el optimismo están basadas en la efectividad de la vacuna, pero puede ser un optimismo moderado, ya que la distribución de la vacuna en países en desarrollo podría tardar años”.

Según explica un reciente informe de Bloomberg, ambas vacunas utilizarían la tecnología del ARN mensajero, con el que se transformarían las propias células del cuerpo en fuentes de fabricación de vacunas.

Es decir, que las vacunas guían a las células humanas a crear copias de la proteína de pico del covid-19 para estimular la creación de anticuerpos protectores. Hasta el momento, este mecanismo no se habría utilizado en ninguna otra vacuna aprobada.

“Este análisis intermedio positivo de nuestro estudio de fase tres nos ha dado la primera validación clínica de que nuestra vacuna puede prevenir la enfermedad covid-19, incluida la enfermedad grave”, dijo el CEO de Moderna, Stéphane Bancel.

A raíz de esto, Moderna tiene la intención de solicitar una autorización de uso de emergencia con la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos en las próximas semanas, aunque también espera enviar solicitudes de autorizaciones a agencias globales.

Ante esto, el petróleo fue otro de los beneficiados con la noticia de la vacuna, pues los precios subieron más de 2%. El Brent ganó más de 4% dejando sus futuros para enero en US$43,82 el barril y el WTI, para diciembre quedó en US$41,34 dólares.

“La gente se olvida de que aún si se autorizará una vacuna y está tuviera buen resultado, la logística que hay detrás de su aplicación a las poblaciones riesgosas es de grandes proporciones. Algunas vacunas requieren refrigeración y todas deben ser distribuirlas. Eso tomará mucho tiempo, no es algo de un adía para otro”, comentó el decano de Economía de la Universidad Católica de Chile, José Miguel Sánchez.

Hay que recordar que los gobiernos tienen dos formas de adquirir la vacuna covid; comprarla directamente a las farmacéuticas o vincularse a acuerdos internacionales como el Covax, al que está suscrito Colombia, cuyo Gobierno ya anunció que tiene un acuerdo con Pfizer para traer dosis en el primer trimestre de 2021, y luego vacunar a 20% de la población.

Lo que se ha dicho hasta el momento es que una vez la vacuna entre en circulación, primero se distribuirá a personas más vulnerables y con alto riesgo de contagio, con lo que un acceso total podría tomar varios años.