RIPE:
EXPANSIÓN

Las ventas de la compañía, no obstante, crecieron 1,9%, gracias principalmente al avance de 3,8% de la facturación en el canal horeca

Expansión - Madrid

La empresa invirtió 4,8 millones durante 2019 para impulsar la penetración del 'delivery'.

La cadena mayorista de alimentación Makro, filial de la alemana Metro, se anotó un beneficio neto de 124,1 millones de euros su último ejercicio fiscal, cerrado en septiembre de 2019, cuantía que supone una reducción del 7,8% respecto a las ganancias registradas en el ejercicio previo, según las cuentas que la empresa acaba de publicar en el Registro Mercantil y en las que no hace ninguna referencia al covid-19, que provocó el cierre durante el confinamiento de bares y restaurantes, los principales clientes de la compañía.

El beneficio de explotación (ebitda) de Makro España también bajó, en este caso un 19,5%, hasta los 56,4 millones de euros. La empresa explica que la caída se atribuye al menor impacto sobre las cuentas que tuvo la venta y posterior alquiler (sale & leaseback) en 2019 de seis centros -en Bilbao, Badalona, Zaragoza, Alicante, Palma de Mallorca y Valencia- en comparación con una operación de semejantes características realizada en 2018 y que reportó mayores beneficios a la cadena.

Alza de ventas
Las ventas, no obstante, crecieron 1,9%, hasta 1.255,7 millones de euros, gracias principalmente al avance de 3,8% de la facturación en el canal horeca (hostelería) y a los buenos resultados cosechados por el delivery, es decir, el reparto a domicilio de sus productos, la gran apuesta de la compañía.

El ejercicio 2019 también estuvo marcado por en lanzamiento del canal de comercio electrónico (ecommerce), que se estrenó en Alicante y ya está disponible para todos los clientes de hostelería en los 37 centros que la empresa tiene repartidos por España.

El año pasado, Makro invirtió 4,8 millones en ocho establecimientos (Elche, Granada, Córdoba, Bilbao, Tarragona, Vitoria, Oiartzun y Alcalá de Guadaria) para potenciar el servicio y la penetración comercial del delivery.

En 2019, los cuatro mercados más importantes de la cadena en España registraron avances de ventas. En Madrid los ingresos ascendieron a 271,5 millones de euros (+2,6%), por los 173,2 millones de la Comunidad Valenciana (+2,6%); los 171,6 millones de Cataluña (+1,4%); y los 170,3 millones registrados en Andalucía (+4,3%). De hecho, la facturación de Makro solo bajó en tres comunidades: Islas Canarias (106,7 millones de euros, -2,1%); Baleares (62,6 millones de euros, -0,6%); y Cantabria (27,7 millones de euros, -2,8%).

A principios de su ejercicio fiscal, en diciembre de 2018, la compañía extendió a 2023 el vencimiento del préstamo de 350 millones que le concedió su matriz y del que restan por pagar 124 millones.

LA DIRECCIÓN GANA 29% MÁS
Los directivos de Makro España elevaron de manera notable su retribución durante el ejercicio fiscal 2018/2019, según consta en las cuentas publicadas recientemente por la empresa en el Registro Mercantil. En el conjunto del ejercicio, los administradores de la sociedad percibieron un total de 439.647 euros, cifra que es un 29% superior a los 340.438 registrados en el año precedente. Estos importes corresponden íntegramente a la retribución de la alta dirección de la compañía, integrada por seis directivos, según detalla la empresa, que daba empleo a un total de 3.599 personas en septiembre de 2019.