.
HACIENDA

Los países de América Latina con más capacidad de luchar en contra de la corrupción

lunes, 1 de agosto de 2022

Uruguay, Costa Rica y Chile son los que tienen mayor capacidad de combatir a los corruptos, según un estudio de control Risk

El Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción (CCC), presentado anualmente por el Consejo de las Américas y Control Risk, es una publicación que evalúa la capacidad de América Latina para detectar, castigar y prevenir la corrupción.

El estudio califica cada uno de los países con una puntuación de uno a 10 en función de la eficacia con la que combaten la corrupción. Se considera que los países con una puntuación más alta tienen más probabilidades de que los corruptos sean enjuiciados y sancionados, mientras que en los países situados en el extremo inferior de la escala es más probable que haya impunidad.

El país con mayor puntuación en este índice vuelve a ser Uruguay, con 7,42 puntos sobre 10. Aunque cedió tres décimas frente al reporte de 2021, está a la cabeza del ranking.

Le sigue de cerca Costa Rica con 7,11 puntos, mientras que Chile (6,88), Perú (5,66) y República Dominicana (5,19) cierran el top cinco de los que mejor combaten la corrupción.

LOS CONTRASTES

  • Lina DelgadoDirectora asociada de Control Risks

    “En Colombia, las debilidades se mantienen en temas de capacidad legal y democracia de las instituciones. No hay una sensación de independencia de los principales entes de regulación”.

En el extremo opuesto, el país de América Latina en el que más impunidad hay con los corruptos es Venezuela, que ocupa el último puesto con 1,63 puntos. Otras naciones con puntajes bajos son Bolivia (2,57), Guatemala (3,38) y México (4,05).

Colombia ocupa la octava posición, justo en la mitad de la tabla, aunque presenta cifras negativas con un puntaje general de 4,87, menos de la mitad de la calificación más alta que otorga el índice.

Sobre este país, el estudio indica que ha avanzado ligeramente en las categorías de sociedad civil, medios de comunicación y de capacidad legal, pero descendió 6% en la categoría de democracia e instituciones políticas, manteniendo una tendencia a la baja en esa categoría desde 2019, quedando a su vez por detrás del promedio regional.

El informe también señala que, durante el Gobierno de Iván Duque, la independencia de los órganos de control como la Fiscalía General de la Nación, y la Contraloría General de la República, ha sido muy cuestionada, por lo que provocó un retroceso de 20% en la variable del estudio que evalúa a los organismos anticorrupción.

“En Colombia, las debilidades se mantienen en temas de capacidad legal y democracia de las instituciones. No hay una sensación de independencia de los principales entes de regulación. Este dirigente fue cuestionado debido a que, quienes ocupan las carteras de la Procuraduría y la Fiscalía, son personas cercanas a él”, indica Lina Delgado, directora asociada de Control Risk.

Agregó que el panorama de cara al futuro con el próximo gobierno sigue siendo incierto para el país. “El presidente electo, Gustavo Petro, dijo que iba a hacer cambios en la manera como se van a elegir los cargos para estos entes de regulación, pero, independientemente de ese cambio, todavía hay dudas sobre la imparcialidad de quienes lleguen a ocupar esos puestos”, dijo Delgado.

En términos regionales, el principal hallazgo que encontró el índice es que la calificación se estancó para la mayoría de las economías de la región. Dice que para muchos latinoamericanos la lucha contra el covid-19 y los problemas económicos como la inflación agravada por el conflicto de Rusia con Ucrania han tomado prioridad sobre la corrupción, por lo que muchos gobiernos de la región están relegando las reformas para combatir estos delitos como una prioridad menor.

Cuatro de los 15 países evaluados experimentaron un descenso significativo en sus puntuaciones. Guatemala tuvo el mayor descenso en el índice, mientras que Uruguay, Argentina, Brasil y México también registraron retrocesos. Con excepción de Uruguay, las puntuaciones de estos países han disminuido cada año desde que se publicó el estudio por primera vez

Siete países tuvieron variaciones menores o moderadas en su puntuación. Así mismo, cuatro países experimentaron mejoras significativas. como República Dominicana, que fue el país que tuvo el mayor aumento en su puntuación y que se ha mantenido por dos años.

Otras regiones que se encuentran más abajo en el índice mostraron signos de mejoría: Paraguay, Bolivia y Venezuela en áreas de sociedad civil.

“El fenómeno de la corrupción es un problema que ha venido afectando todas las agendas latinoamericanas, ya que ha crecido de manera extraordinaria en un periodo relativamente corto, ocupando un lugar principal en los programas”, dice Alejandro Pastrana, profesor de la Unam.

Colombia está en el último lugar de la Ocde en la confianza a los gobiernos

Según un estudio de la Ocde, 66,7% de los colombianos no confían en su Gobierno, siendo esta la tasa de desconfianza más alta entre los países de dicha organización. “Colombia tiene un problema de confianza ya diagnosticado.

Tradicionalmente exhibe bajos niveles en este indicador, incluyendo cooperación y capital social, por lo que existe un debate sobre si eso refleja un alto nivel de individualismo en la sociedad. Yo creo que es un factor que frena el desarrollo”, dijo Daniel Castellanos, presidente de Impacta.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Eslovaquia 15/05/2024 Primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, resultó herido en medio de un atentado

El parlamento de Eslovaquia suspendió su sesión mientras líderes de todo el espectro político reprendían el ataque

España 15/05/2024 ¿Qué movimientos tiene prohibidos el Banco Sabadell tras la OPA que lanzó Bbva?

El Gobierno, luego de una serie de Opas en otro momento, actualizó la legislación para este tipo de movidas, algo que limita a Sabadell

Panamá 15/05/2024 Migración infantil a través del Darién de Panamá aumentó 40% en lo que va del año

Se proyecta que más de 800.000 personas cruzarán hasta fin de año, de ellos, buna quinta parte serían niños y adolescentes