Los diferentes países que están siendo más afectados por el Covid-19 enfocan sus esfuerzos para ayudar al sector empresarial

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Los gobiernos de los más de 180 donde el Covid-19 tiene presencia no solo están adelantando estrategias para contener la propagación del virus, sino que muchos de ellos están trabajando en planes que alivien al sector empresarial, debido a que es uno de los más afectados por esta contingencia.

Entre las medidas más populares que han encontrado las administraciones están el aumento del plazo del recaudo de impuestos; apoyos especiales para los sectores más afectados como el aéreo, turístico y el hotelero; fondos de ayuda para las pequeñas y medianas empresas y créditos especiales.

“A medida que avanza la crisis hemos visto que los países le dieron prioridad al abastecimiento de alimentos, medicinas y servicios de salud para no generar mayores especulaciones. Luego de resolver parte de esto, los gobiernos empezaron a trabajar en medidas que les permitiera prorrogar servicios básicos y algunas deudas de empresas y familias, con el fin de asegurar al sistema financiero”, dijo Juan Carlos Ocampo, coordinador de Economía de la Universidad Privada del Norte.

Los gobiernos luego de dar a conocer las primeras medidas de contención del virus, empezaron a trabajar en diferentes disposiciones que tienen como objetivo evitar quiebras y garantizar el número de empleos que se tiene, ya que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), alertó que la pandemia podría generar una pérdida de hasta 25 millones de puestos.

LOS CONTRASTES

  • Julián Arévalo Decano de Economía de la Universidad Externado de Colombia

    “Luego de que se logre estabilizar un poco la crisis, los gobiernos también deberán trabajar en planes que permitan reactivar la economía de sus países cuando termine la pandemia”.

  • Luis Fernando MartínConsultor empresarial internacional

    “Todas las medidas que logren frenar el impacto que tenga la crisis en las firmas van a solventar algunos temas. El resultado de estos planes se conocerán a corto y mediano plazo”.

Sin embargo, “todas las medidas que logren frenar el impacto negativo que tenga la crisis en las organizaciones van a solventar algunos temas. El resultado de estos planes se conocerán a corto y mediano plazo. Hay que esperar para saber cómo será el desenlace de esto porque aún hay mucha incertidumbre”, dijo Luis Fernando Martin, consultor empresarial internacional.

Uno de los países que ha avanzado en este tipo de soluciones es Francia, donde se ha dispuesto una ayuda de US$1.620 para las pequeñas empresa, los autónomos y las microempresas, se tiene un presupuesto de US$324.078 millones para préstamos bancarios a las compañías, se aplazaron cotizaciones e impuestos directos (excepto el IVA) para las empresas en marzo y se aplazó el pago de electricidad, gas y alquileres para las Pyme.

Además, el Estado francés en cabeza de Emanuel Macrón aseguró que ayudará a las empresas que estén en riesgo de quiebra por las medidas que se han adoptado para contener el virus. Esto incluye especialmente a las firmas de los sectores que hasta el momento están soportando la peor cara de la crisis.

El gobierno de Italia, el país con más muertes producto del Covid-19 (7.503), ha adoptado medidas similares que involucran una convocatoria de US$10,8 millones para acceder al crédito a tipo de interés ‘cero’ para empresas, con prioridad para las Pyme, la detención de los pagos de facturas de impuestos y de intereses para pequeñas empresas y particulares.

Otro de los países que ha llamado la atención de los analistas por las medidas dirigidas para el sector empresarial es Reino Unido, ya que cuenta con un hoja de ruta que incluye préstamos de hasta US$9,2 millones para Pyme, aplazar los pagos de IVA por tres meses para las empresas, subsidios en efectivo para minoristas, hoteleros y de ocio de hasta US$29.255 por propiedad. Una nueva línea de crédito del Banco de Inglaterra para ayudar a respaldar la liquidez entre las empresas más grandes y otras.

Estas medidas fueron anunciadas antes de que el primer ministro británico, Boris Johnson, restringiera el movimiento de las personas y actividades para frenar la propagación del virus, que ya registra más de 8.200 pacientes enfermos y 435 muertes en ese país.

España, Alemania, Dinamarca, China y Estados Unidos también han adoptado medidas para proteger a las empresas. Por ejemplo, el gobierno español aplazará y fraccionará el pago de impuestos por seis meses de las empresas que lo soliciten previamente, mientras que el gobierno danés tiene el fraccionamiento del pago de impuestos por seis meses con solicitud previa.

En el caso de los países de América Latina, sobresalen medidas como líneas de crédito especiales o reducción de los aranceles para algunos sectores como el aéreo o el farmacéutico. “Las diferentes medidas que se están adoptando en países son muy serias y muchas de ellas son las que se han acogido en tiempos de guerra. Por lo que los países que han asumido medidas más drásticas para sobrellevar la crisis podrán mitigar más el impacto, mientras que los que no están graves”, dijo Julián Arévalo, decano de Economía de la Universidad Externado.

Las medidas para las empresas también buscan proteger a los ciudadanos
Los paquetes económicos que han anunciado los gobiernos, no solo están enfocados en proteger la salud del sector empresarial, sino que también cobijan a las personas informales o a las poblaciones vulnerables. De acuerdo con los expertos, estrategias como otorgarle créditos a las Pyme para que puedan pagar la nómina tienen como objetivo mantener la capacidad de gasto de los ciudadanos y así garantizar que estos puedan sostenerse. “Es fundamental ayudar a los más vulnerables, a quienes salen a buscar el sustento diario”, dijo Arévalo.